Síndrome del gato paracaidista

Síndrome del gato paracaidista

Hechos sobre el síndrome del gato paracaidista:

  • Los gatos tienen excelentes instintos de supervivencia, y no saltan deliberadamente desde lugares altos y peligrosos. La mayoría de los gatos caen accidentalmente desde ventanas de gran altura, terrazas o escaleras de incendios.
  • Los gatos tienen una increíble capacidad para centrar su atención en lo que les interesa. Un pájaro u otro animal puede ser una distracción suficiente para hacer que pierdan su equilibrio y caer.
  • Puesto que los gatos tienen poco miedo a las alturas y disfrutan de posarse en lugares altos, sus dueños a menudo asumen que pueden cuidar de sí mismos. Aunque los gatos pueden aferrarse a la corteza de los árboles con sus garras, otras superficies son mucho más difíciles, como la repisa de una ventana, el hormigón o las superficies de ladrillo.
  • Cuando los gatos caen de las alturas, no aterrizan formando un ángulo recto entre sus patas y el suelo. En su lugar, aterrizan con sus patas ligeramente extendidas y separadas, lo que puede causar lesiones graves en la cabeza y la pelvis.
  • Es un error pensar que los gatos no se pueden lesionar si se caen desde uno o dos pisos de altura. En realidad, puede haber un mayor riesgo de lesiones al caer desde distancias más cortas que al caer desde alturas medias o superiores. En las distancias más cortas no les da suficiente tiempo a ajustar su postura para caer correctamente.
  • Recuerda que cuando los gatos caen desde edificios de gran altura, puede terminar en aceras o calles que son peligrosas y desconocidas para ellos. Nunca asumas que el animal no ha sobrevivido a la caída; lleva inmediatamente al animal al hospital de animales más cercano o al veterinario.
  • Hay una tasa de supervivencia del 90 % para los gatos que son víctimas de una caída de gran altura si reciben atención médica inmediata y adecuada.

El síndrome del gato paracaidista es 100% evitable

Para mantener a tu gato seguro durante el verano, toma las siguientes precauciones:

  • Para proteger completamente a tu gato de caídas, tendrás que instalar pantallas protectoras ajustadas y robustas en todas las ventanas. Puedes conseguirlas en la ferretería.
  • Si tienes pantallas ajustables, asegúrate de que estén bien encajadas en los marcos de ventana.
  • Ten en cuenta que los gatos pueden deslizarse a través de ventanas con seguridad para niños, luego éstos mecanismos no proporcionan una protección adecuada.
  • Si un gato puede meter la cabeza por una abertura, por lo general también es capaz de meter el cuerpo entero también. Utiliza una red o malla de alambre para tapar las rejas de un balcón o terraza entre las cuales el gato pueda pasar.
  • También debes asegurarte de mantener a tu gato dentro de casa para protegerle de peligros adicionales, tales como automóviles, otros animales y enfermedades. Las personas que quieran dar a sus gatos estimulación exterior pueden valorar un cerramiento completo para patios y terrazas.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *