Golosinas para gatos, ¿cómo y cuándo dárselas?

Golosinas para gatos, ¿cómo y cuándo dárselas?

En pocas palabras, las golosinas hacen feliz a tu gato, y eso te hará feliz a ti. Pero al darle golosinas a tu gato, hay algunas cosas importantes que debes tener en cuenta.

Las golosinas para gatos, siempre con moderación

Las golosinas pretenden ser una parte suplementaria de la dieta de tu gato. Ten en cuenta que muchas golosinas no cumplen con los mismos requisitos nutricionales que la comida para gatos y sólo se les deben dar con moderación. No sólo eso, sino que tienden a ser más altos en calorías y, al igual que los seres humanos que comen demasiados snacks, pueden hacer que tu gato se vuelva un poco rechoncho. La regla general es que las golosinas no deben representar más del 10% de la dieta de tu gato.

Elige golosinas que sean apropiadas para tu gato

No todas las golosinas para gatos son iguales. Vienen en muchas formas y tamaños, sabores, texturas y, lo más importante, elaboradas con multitud de ingredientes distintos. Una golosina que puede ser apropiada para un gato puede mala para otro. Algunas son de mucho mejor calidad que otras, y algunas, hablando claro, ni siquiera debería ser considerada comestibles. Al igual que lo harías con la comida que le compras a tu precioso gatito, fíjate de dónde provienen los ingredientes de las golosinas, donde se hacen y qué valor nutricional ofrecen a tu mascota.

Trixie Pescado liofilizadoBusca golosinas que sean deliciosas, pero que también incluyan componentes saludables para tu gato. Y, por supuesto, intenta elegir golosinas elaboradas en tu país local, con ingredientes locales (nada de golosinas elaboradas en China). Por ejemplo, los snacks de la línea Trixie Premio son 100% libre de cereales, están hechos casi completamente de pollo, pato o pescado. Estos últimos (Trixie Pescado liofilizado) son ricos en ácidos grasos Omega 3 que contribuyen a una mejor salud de la piel, el pelo y el corazón. En este apartado de la tienda online Zooplus tienes un montón de golosinas para gatos libres de cereales.

Evita golosinas que tengan una gran cantidad de azúcar y grasas añadidas y mantente alejado de las que no utilizan ingredientes de alta calidad.

Por otro lado, también es importante que conozcas el estilo de mascar de tu gato para determinar que golosinas se adaptan mejor a él. ¿Tu gato prefiere las golosinas suaves y masticables o las duras y crujientes?

Utiliza las golosinas en el entrenamiento

Sí, como hemos dicho anteriormente, los gatos también pueden ser entrenados. Seguro que tu gato acude corriendo hacia ti cuando oye el sonido de agitar la caja de comida seca o el ruido al abrir una lata de comida húmeda, por ejemplo. Eso es porque ha sido entrenado para saber que cuando escucha ese sonido, un sabroso manjar se acerca. Usando el mismo principio, puedes entrenar a tu gato a hacer prácticamente cualquier cosa que desees.

Las golosinas suponen una manera simple y eficaz de reforzar el buen comportamiento. Prueba a darle a tu gato una golosina cuando use su poste rascador (en lugar tu sofá…). Si está trabajando en entrenar a tu gato para que lleve a cabo un comportamiento específico, hazlo sólo por unos minutos cada vez, o tu gatito se desinteresará y el entrenamiento se hará más difícil.

No hace falta decirlo, pero cuando entrenes y recompenses a tu gato, haz uso de golosinas de alta calidad que gusten mucho a tu gato. Deben ser tentadoras e irresistibles. Cuando estés entrenando a tu mascota y le recompenses con una golosina,  acompaña el premio con una recompensa verbal. Dile algo como: “¡Sí!” o “¡buen gatito!”, en un tono de voz positivo y feliz. A continuación, dale el premio a tu gato.

No refuerces el mal comportamiento. Recuerda: Nunca le des una golosina a tu gato cuando esté exhibiendo o haya exhibido un comportamiento indeseable, como arañarte, ya sea por agresión o porque quiere que compartas tu cena con él. Esto refuerza ese mal comportamiento y enseña malos hábitos a tu gato.

Utilice las golosinas para reforzar el vínculo con tu gato

Darle a tu gato un premio bien merecido puede ser tan satisfactorio para ti como lo es para él. Las golosinas ayudarán a construir el vínculo entre vosotros. Son una manera de demostrarle cuánto te importa.

Darle unas golosinas a tu gato es una buena cosa, sin importar si le estás enseñando o no nuevos trucos. Pero como sabemos, todo es malo en exceso, y las golosinas no son una excepción, por que debes dárselas con moderación. Si le das un montón de golosinas, tienes que tener esto en cuenta y ajustar la cantidad de comida que le das en consecuencia. Si no lo haces, tu gato estará consumiendo más calorías de las que necesita.

La próxima vez que tú te estés dando un capricho en forma de dulce, por ejemplo, no te olvides de tu gato. Hay un montón de alternativas en las tiendas de mascotas para darle un pequeño capricho a tu gato.


Artículos que te pueden interesar:
Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *