10 Consejos para vivir con un perro ciego

10 Consejos para vivir con un perro ciego
  • Trata de no mover los muebles de tu casa una vez que tu perro se haya acostumbrado a la disposición de la vivienda y mantén el suelo libre de obstáculos.
  • Acolcha las esquinas de los muebles y los armarios.
  • Usa alfombras con distintas texturas para ayudar a tu perro a reconocer determinadas zonas de la casa.
  • Los aromas son también una gran manera de marcar “zonas” en tu casa, como la parte inferior o superior de las escaleras o las puertas. Utiliza el mismo olor en todas las áreas seguras y algo diferente para los lugares peligrosos.
  • Evita coger a tu perro ciego para llevarlo hasta su comida o un juguete suyo; ésto puede resultar confuso para él, además de contraproducente, puesto que él necesita aprender por su cuenta.
  • Si tienes más mascotas, ponles un cascabel o cualquier otra señal sonora para alertar a tu perro ciego de su presencia.
  • Habla con tu perro a menudo para consolarlo y guíale con estímulos positivos. Establece tus propias órdenes de voz y sé coherente siempre con ellas.
  • Ten cuidado de no asustar al perro cuando te acerques a él, y enseña también a los invitados y a los niños pequeños a ser cautelosos. Un perro puede morder a alguien que lo sobresalta por detrás o mientras duerme.
  • Las personas desconocidas deben permitir que el perro huela su mano antes de acariciando.
  • Usa un arnés cuando salgas fuera de casa con tu perro, especialmente cuando vayas a zonas nuevas para él.
  • Considera la posibilidad de ponerle a tu perro un pañuelo o cualquier otra señal que diga “soy ciego”, para alertar a los demás de su condición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *