Ventajas del entrenamiento con refuerzo positivo para perros

Ventajas del entrenamiento con refuerzo positivo para perros

El entrenamiento con refuerzo positivo se basa en premiar los comportamientos que te gustan de tu mascota, haciendo caso omiso a los comportamientos que no te gustan. Puedes utilizar golosinas, alabanzas u otras recompensas (como juegos, paseos, viajes en coche) para premiar el buen comportamiento de tu perro. El entrenamiento con clicker es una forma eficaz de utilizar el refuerzo positivo para entrenar a tu perro, pero es posible utilizar recompensas sin el clicker.

El entrenamiento de tu perro con refuerzo positivo tiene numerosos beneficios:

Cualquier persona puede utilizar el refuerzo positivo para entrenar a su perro.

El refuerzo positivo permite que todos los integrantes de la familia se involucren en el entrenamiento del perro. Por ejemplo, puede ser peligroso dejar que tu hijo lleve a cabo algunos métodos de entrenamiento de perros, como el uso de la correa de corrección y otras formas de castigo. Con el refuerzo positivo, sin embargo, puedes dar a tu hijo un puñado de golosinas para perros; con tu supervisión, tu hijo será capaz de entrenar a tu perro de la misma manera que tú. El refuerzo positivo no requiere que hables en un tono fuerte de voz, ni que hagas uso de tu fuerza ni que tú ni ningún miembro de tu familia os pongáis en peligro. ¡Toda la familia puede participar!

Te permite comunicarte claramente con tu perro.

El uso del refuerzo positivo para entrenar a tu perro permite que puedas comunicarte claramente con él. Tú decides lo que quieres que haga tu perro, haciéndole saber lo que quieres premiándole cuando lo hace. Cuando se recompensa a un perro por hacer las cosas correctamente, es más probable que repita esos buenos comportamientos.

El castigo no siempre es tan claro de entender para tu perro. Pongamos como ejemplo un problema común que suele ocurrir cuando los perros son castigados por diversos “accidentes” domésticos:

Descubres que tu perro se ha orinado en la alfombra y le regañas o recurres al viejo truco de pegarle con un periódico enrollado.

Tu intención es hacerle entender a tu perro que no está bien orinar dentro de casa, y menos en la alfombra. Sin embargo, es probable que la lección que aprenderá tu perro es que no es seguro orinar cuando tú estás cerca. Ésta es una de las razones por las que te puedes encontrar que tu perro tiene malos comportamientos cuando se queda sólo, pero nunca le pillas en el acto. Definitivamente, aquí hay un problema de comunicación.

Con el refuerzo positivo puedes evitar esta confusión. Echemos de nuevo un vistazo al ejemplo anterior. Lo que quieres enseñar a tu perro es que debe orinar fuera de casa, en vez de dentro. En lugar de castigar a tu perro, recompensarás el comportamiento que quieres, el de “ir al baño” fuera de casa. En este caso, cada vez que tu perro orina fuera, le das un montón de elogios y golosinas. También le puedes premiar jugando un tiempo con él. Tu perro aprenderá rápidamente que esas cosas buenas suceden cuando hace sus necesidades fuera, mientras que no ocurre nada cuando las hacen en el interior. Tu perro pronto acabará orinando fuera en un esfuerzo por conseguir las recompensas. En este caso, has logrado comunicarte claramente con tu perro.

El entrenamiento con refuerzo positivo se puede utilizar en una amplia variedad de comportamientos.

El uso de métodos de entrenamiento como el adiestramiento correctivo u otras formas de castigo no es efectivo para todos los perros. De hecho, en algunos casos, el castigo puede servir para crear un problema de comportamiento peor. Los perros agresivos son un ejemplo de esto. Muy a menudo, los perros agresivos se vuelven aún más agresivos debido al castigo. Los perros temerosos también pueden no responder bien ni siquiera al castigo más pequeño. Un perro que tiene miedo de ciertas personas o situaciones puede llegar a ser aún más miedoso cuando se utiliza el castigo como un método de entrenamiento. Sin embargo, los entrenamientos con clicker han reportado un gran éxito gracias al uso del refuerzo positivo a la hora de entrenar a perros agresivos y temerosos.

El entrenamiento mental puede quemar un poco del exceso de energía de tu perro.

El aburrimiento es un factor importante en muchos de los problemas de comportamiento comunes de nuestros perros, como la excavación y la masticación excesiva. El entrenamiento es una gran manera de ayudar a mantener a raya el aburrimiento. Te sorprenderás por la cantidad de energía que quemará tu perro simplemente añadiendo unas pocas sesiones cortas de entrenamiento positivo en su rutina diaria.

¡Es divertido!

Si mantienes las sesiones de entrenamiento cortas y alegres, el entrenamiento con refuerzo positivo puede ser divertido tanto para ti como para tu perro. Una vez que los perros reconocen que el entrenamiento conlleva a un montón de cosas buenas para ellos, muchos perros empiezan a ver las sesiones de entrenamiento como un tiempo de juego. Tu perro pronto ofrecerá buenos comportamientos con la esperanza de conseguir sus recompensas, y tú te sentirás bastante satisfecho con sus ganas de aprender.

Se fortalece el vínculo entre tú y tu perro.

Para la mayoría de nosotros, nuestros perros son nuestros amigos y compañeros. Se convierten en una parte de nuestra familia. Los métodos de entrenamiento con refuerzo positivo pueden ayudar a reforzar el vínculo que tenemos con nuestros perros. Mientras que otros métodos de entrenamiento pueden enseñar a tu perro a comportarse, el refuerzo positivo te ayudará a guiar a tu perro mientras que mantienes su confianza y fortaleces vuestra relación.

Ponte en el lugar de tu perro. Piense cómo te sentirías en el trabajo si tu jefe te pide que hagas algo, y te persigue y te presiona hasta que lo tengas hecho y nunca te da una nota de agradecimiento después, ¿qué sientes hacia él? Ahora, ¿qué pasaría si en cambio tu jefe te pide que hagas algo, y tan pronto como hayas completado tu tarea él te da las gracias y te dice que has hecho un buen trabajo? Tus sentimientos serán mucho más favorables hacia el jefe que te recompensa que hacia el que te castiga. Y también es probable que estés dispuesto a trabajar más duro para el jefe que te elogia.

Lo mismo ocurre con tu perro. Es mucho más probable que tu perro disfrute de tu compañía si él tiene esperanzas de ser recompensado en lugar de estar temiendo el castigo. Por lo tanto, es seguro que emplear el tiempo en métodos de entrenamiento con refuerzo positivo fortalecerá el vínculo con tu perro.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

1 Comment


  • […] El entrenamiento más acertado para los perros de esta raza es el que fomenta el refuerzo positivo, y aquel que propone siempre nuevos retos para mantener su concentración. Cuando el […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *