Primeras seis semanas de vida de un gato

Primeras seis semanas de vida de un gato

Las importantísimas primeras seis semanas de vida de un gato serán determinantes para su personalidad y su carácter en el resto de su vida. En lo que respecta a la salud, este período también es muy importante para el desarrollo del gatito, ya que los gatos muy jóvenes son susceptibles a una serie de amenazas, como las pulgas por ejemplo, lo que combinado con otros problemas pueden conducir al síndrome de desvanecimiento de los gatitos, una enfermedad grave y a menudo fatal. El síndrome de desvanecimiento se da más a menudo en camadas de gatos callejeros y salvajes, así que si has acogido un gato en esta situación debes mantenerle lejos de los otros gatos de la casa hasta que hayas comprobado que está limpio de enfermedades transmisibles. Los gatitos probablemente nunca volverán a crecer a un ritmo tan notable como el que logran durante este período, y ver los cambios en su desarrollo semana a semana es una experiencia increíble.

Semana 1: Pequeñas máquinas de procesar alimentos

Durante la primera semana de la vida de un gatito él se concentrará en la alimentación y el crecimiento (duplicará su peso al nacer en esta semana). También se llevan a cabo otros cambios físicos, que se harán más evidentes en breve.

Semana 2

  • Tu gatito continúa su crecimiento a un ritmo asombroso, de por lo menos 10 gramos por día.
  • Sus ojos se empiezan a abrir y estarán completamente abiertos entre los 9 y los 14 días de edad. Todos los gatitos tienen los ojos de color azul, y los seguirán teniendo así durante varias semanas. Su visión será borrosa al principio, y sus pupilas no se dilatan y contraen con facilidad, por lo que debe ser protegido de la luz brillante.
  • El sentido del olfato se está desarrollando, y se pondrá tenso ante olores desconocidos
  • Ya serás capaz de determinar el sexo del gatito en este momento. Pero no apuestes sobre su sexo todavía, ya que incluso los veterinarios a veces cometen errores en esta edad tan temprana.

Semana 3

  • Los canales del oído están completamente abiertos.
  • Los gatitos ya pueden hacer sus necesidades voluntariamente, ya que su sistema digestivo está desarrollando.
  • Van a empezar a socializar ya, entre sí y con la gente, y va a querer explorar su entorno poco a poco.

Semana 4

  • La percepción de profundidad se ha desarrollado.
  • El sentido del olfato está completamente desarrollado.
  • Los dientes de leche comienzan a salir.
  • Los gatitos aprenden a caminar sin tropezar.
  • Ya interactúan más con sus compañeros de camada, incluso hasta el punto de formar “alianzas”, que pueden o no estar basadas en el género.

Semana 5

  • En este momento ya se puede introducir a los gatitos a la comida enlatada. Selecciona una marca de calidad de comida enlatada para gatitos con la carne como principal ingrediente (de pollo por ejemplo). Muchos criadores habrán estado alimentando con estos alimentos a la gata madre, por lo que los gatitos se adaptarán rápidamente a comer la comida de mamá.
  • Los gatitos también pueden ser entrenados para usar la caja de arena ahora. Necesitan una caja aislada más pequeña, que sea de fácil acceso y salida, con sólo una o dos pulgadas de arena.

Al igual que los bebés humanos, los gatitos experimentan degustando todo. Evita la ingestión de sustancias nocivas mediante el uso de una arena natural hecha de mazorcas de maíz, papel o virutas de madera.

Semana 6: Socialización

Las habilidades de socialización continúan, y no hay duda de que éstos están vivos, son activos, y que crecerán muy pronto para ser gatos adultos. Ellos pueden correr y saltar, y pueden entretenerse ellos mismos y a sus observadores humanos sin límites, de la misma manera que se quedan dormidos con gran rapidez en cualquier sitio.

Los gatitos siguen el ejemplo de su madre en la socialización con los humanos. Si ella tiene una buena relación con los seres humanos en su vida, también la tendrán sus gatitos. Sin embargo, si los gatitos no están acostumbrados a la manipulación humana a las seis semanas, va a ser un largo y lento proceso entrenarles para ello más tarde.

Por esta razón, en las asociaciones protectoras o refugios de gatos, si se encuentran con una gata embarazada o una camada muy joven, se separará a la camada de la madre (después de esterilizarla a ella) antes de las seis semanas, para obtener unos óptimos resultados en la socialización de los gatitos que llegan a un nuevo hogar. Socializar a un gatito a esta edad marcará la diferencia en su personalidad y en su interacción con los seres humanos cuando sean gatos adultos.

Los gatitos deben aprenden a esta edad que tus manos no son para jugar – las manos para sostenerles, acariciarles y alimentarles. Uno de los mejores “juguetes” para impartir esta lección es una pajita de plástico. Puede arrastrarla por el suelo y observar al gatito cómo la persigue con la vista, luego muévela un poco y permítele saltar sobre él y capturarle. Él puede mostrarse orgulloso de haber conseguido su premio antes de sentarse a mordisquearlo. El plástico es agradable y crujiente, y también sirve de buena ayuda para la dentición.

Los gatitos bien socializados y completamente destetados pueden estar listos para llegar a un nuevo hogar en sólo un par de semanas.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *