Mitos de la esterilización y la castración

Mitos de la esterilización y la castración

Cientos de miles de animales indeseados se sacrifican en el mundo cada año, debido a que muchas personas todavía no entienden la gravedad del problema de la sobrepoblación de mascotas. Si más gente esterilizara o castrara a sus mascotas, especialmente a los gatos, la mayoría de estos animales no tendría que morir. A continuación te presentamos algunos mitos de la esterilización y la castración que intentaremos romper.

Mito: Los animales esterilizados o castrados engordan y se vuelven perezosos.

Los animales esterilizados o castrados no subirán de peso debido a la cirugía. Ellos ganan peso porque comen demasiada comida y se ejercitan muy poco. También hay que tener en cuenta que el momento de la cirugía (alrededor de los seis meses de edad) por lo general coincide con la entrada de la mascota en la edad adulta. A medida que el animal madura, no son necesarias tantas calorías para el crecimiento, y la esterilización o castración reduce la tasa metabólica de los animales. Por lo tanto, es necesario ajustar en consecuencia la cantidad de alimento. Existen muchas fórmulas de alimentos especiales para adaptar la cantidad de calorías ingeridas a las distintas etapas de la vida de tu mascota.

Mito: Las perras y las gatas deben tener una camada antes de ser esterilizadas.

Las perras y las gatas que han tenido camadas o han pasado por un periodo de celo antes de la cirugía de esterilización tienen una mayor probabilidad de desarrollar un cáncer maligno de mama posteriormente en su vida. Por lo tanto, permitirles reproducirse puede en realidad afectar negativamente a su salud y longevidad. La esterilización elimina por completo la posibilidad de que tu perra o tu gata desarrolle cáncer de ovarios y de útero.

Mito: Las perras y las gatas sólo pueden quedarse embarazadas una vez al año, así que ¿por qué molestarse?

Una perra o una gata es capaz de quedar embarazada desde los cinco a los nueve meses de edad, de media, y es capaz de soportar dos camadas al año.

Una perra entra en celo normalmente dos veces al año. Durante este tiempo tendrá la obsesión de encontrar un macho y se volverá difícil de controlar. No serás capaz de llevarla a los parques sin correa o a cualquier lugar donde se pueda encontrar a otros perros.

Una vez que una gata entra en celo, completa un ciclo cada dos semanas hasta que se queda embarazada. El principio y el final del ciclo del celo es física y psicológicamente difícil de manejar para su dueño. Los contantes maullidos tensarán sus nervios, y quizá algo más…

Mito: “No podemos permitirnos el lujo de la cirugía”

Las políticas de esterilización/castración obligatoria vigentes en la mayoría de los refugios de animales han hecho una diferencia significativa en el número total de animales esterilizados cada año. Sin embargo, para el dueño que obtiene su mascota de una tienda de animales, un criador o mediante un anuncio en el periódico, la cirugía de esterilización/castración puede parecer todavía bastante costoso.

Los dueños de mascotas deben darse cuenta de que la esterilización (sobre todo en las hembras o en los machos que tienen retenidos uno o ambos testículos en la cavidad abdominal) es una cirugía mayor. El costo del veterinario para la operación se justifica porque la clínica veterinaria ofrece servicios quirúrgicos, de anestesiología y de hospitalización completa, un/a enfermero/a (tecnólogo veterinario), medicamentos y, por supuesto, el beneficio de sus muchos años de entrenamiento y experiencia.

Si honestamente no puedes pagar el costo de la cirugía de esterilización/castración, muchas ciudades ofrecen programas de asistencia financiera. Habla con tu veterinario o con la Sociedad Protectora de Animales local acerca de estos programas.

Mito: No hay beneficios de la esterilización o castración para la salud o el comportamiento.

¡Error! Hay muchos beneficios para la salud en la esterilización o castración de tu mascota. Por ejemplo, las mascotas esterilizadas son menos propensas a sufrir problemas de salud relacionados con sus sistemas reproductivos y son menos propensos a vagar y pelear. Son más fáciles de entrenar y mantener bajo control. ¿Qué más se puede pedir?

Mito: Las mascotas deben tener de 6 a 12 meses de edad antes de ser esterilizados o castrados.

Lo ideal sería que los animales de compañía fueran esterilizados sobre los seis meses de edad. Es interesante observar que algunos refugios de animales están empezando a realizar la cirugía de esterilización/castración en los cachorros y gatitos de apenas 8 a 12 semanas de edad. Consulta a tu veterinario su punto de vista sobre la cirugía temprana de esterilización/castración. Si tu perro o tu gato tiene más de seis meses de edad, y no es de una raza pura y se utiliza para fines de cría o espectáculo, el mejor consejo es hacerlo. Llama a tu veterinario para obtener más información al respecto cuanto antes.

Mito: Es una buena idea esterilizar a las gatas y las perras, pero a los perros y los gatos machos no importa.

¡Error otra vez! Un perro o un gato machos son capaces de producir más descendencia que cualquier perra o gata hembra. Además, los perros y los gatos intactos también marcan su territorio orinando en los objetos de tu casa, como las cortinas de la sala de estar, la cama, etc. Los perros intactos son más agresivos y difíciles de entrenar, sobre todo cuando huelen a una perra en celo. Los gatos intactos pueden alejarse de casa durante días o semanas; se pelean, aúllan y se convierten en los matones del barrio. La esterilización elimina el cáncer testicular y disminuye la incidencia de la enfermedad de la próstata.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

2 Comments


  • muy interezante gracias !!!!!

    Responder

    • Hola Kenna,

      Gracias a tí por visitarnos y comentar.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *