Los escondites de los gatos

Los escondites de los gatos

Seguro que alguna vez te has tirado un buen rato buscando a tu gato y al final lo has encontrado escondido debajo de la cama o en el interior de una caja de cartón, por lo que ya sabrás que ése es un comportamiento felino único. A la mayoría de los gatos les encanta esconderse de vez en cuando, por lo general en un lugar cálido y oscuro. Proporcionarle a tu gato escondites adecuados puede ayudar a protegerle de los peligros en el hogar.

¿Por qué se esconden los gatos?

Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero hay algunas buenas teorías sobre los efectos de este comportamiento. Según Purina One, este hábito se remonta al comportamiento natural de los gatos en estado salvaje. En la selva, un gato puede buscar un escondite o “madriguera” para protegerse de otros depredadores y tener una visión clara para acechar a sus presas.

Los gatos están con frecuencia en estado de hiperalerta, incluso cuando están medio adormilados, por lo que encontrar un escondite cerrado pueden permitirles relajarse y sentirse seguros. Diversos estudios demuestran que los gatos que buscan escondites seguros tienen niveles de estrés notablemente más bajos que los que siempre están a descubierto.

Los escondites de los gatos más comunes

Muchos gatos disfrutan escondiéndose en espacios oscuros, cálidos, cerrados y tranquilos. Si estás buscando a tu gatito, prueba uno de estos sitios:

  • Dentro de alguna caja de cartón, como las cajas de zapatos
  • En las esquinas de los armarios
  • Debajo de la cama
  • Detrás de las cortinas largas que llegan hasta el suelo
  • Dentro de las mantas de una cama
  • En el lavabo del baño
  • Detrás de algún electrodoméstico caliente, como la secadora o el frigorífico
  • Detrás o debajo de los muebles
  • Dentro de bolsas vacías
  • Dentro de maletas, mochilas y maletines
  • Detrás de alguna maceta o bajo el árbol de Navidad
  • Bajo los arbustos o los árboles bajos de tu patio

Escondites inseguros

Lo normal es que el único peligro de este comportamiento es que no puedas ser capaz de encontrar a tu amigo felino cuando lo desees. Sin embargo, los gatos también pueden sentirse atraídos por ciertos lugares peligrosos que cumplen con algunos de los mismos criterios que las alternativas más seguras.

En el interior de los electrodomésticos

Un escondite particularmente atractivo para los gatos, pero peligroso, es el interior de la lavadora o la secadora de ropa; así que siempre es importante que compruebes el tambor de estos electrodomésticos antes de cargarlos de ropa. Otros electrodomésticos también pueden representar un peligro, como el lavavajillas, la lavadora y la nevera. Básicamente, si la puerta de cualquier electrodoméstico se encuentra abierta, siempre debes hacer un chequeo rápido como norma de seguridad antes de ponerlo en marcha o cerrar la puerta.

Debajo o dentro de los aparatos que desprenden calor

A los gatos les encanta el calor; les resulta particularmente atractivos los hornos, las calderas y las estufas de leña. Ten en mente estos consejos para proteger a tu gatito:

  • Si tiene recovecos o rincones donde tu gato pueda caber, lo mejor es mantenerlo siempre cerrado.
  • Si tienes una estufa de leña, comprueba siempre el interior antes de echar más leña y encender el fuego. Además, las cenizas pueden mantenerse calientes durante mucho tiempo, haciendo el interior de la estufa atractivo para los gatos.
  • Asegúrate de que haya un montón de espacio libre alrededor de los aparatos que desprenden calor para que tu gato no pueda quedar atrapado

En el garaje

El garaje está lleno de atractivos escondites para los gatos, pero también está lleno de peligros. Los gatos pueden exponerse a sustancias químicas dañinas, equipos peligrosos, y los peligros asociados con los coches. Debido al calor que desprende el motor de un coche que ha sido conducido recientemente, los gatos a veces se meten bajo el capó y se acurrucan en el caliente bloque motor. Al arrancar el coche para salir de nuevo, pueden quedar atrapados ahí. Del mismo modo, un gato se puede ocultar debajo de un coche y ser vulnerable a un accidente cuando salgas del garaje.

Si es posible, trata de limitar el acceso al garaje a tu gato. Mantén la puerta del garaje siempre cerrada para asegurarte de que tu gato no se aventure en esta zona peligrosa.

Dentro de los asientos reclinables

El oscuro mecanismo interno de un sillón reclinable puede ser atractivo para un gato, y tu peludo amigo se puede lesionar cuando sube o baja el respaldo. Si no sabes dónde está su gato cuando te sientas, tómate un momento para mirar debajo de tu silla.

Más escondites peligrosos

Hay algunos otros lugares ocultos peligrosos que debes reducir al mínimo o comprobar regularmente:

  • Las bolsas de plástico, que pueden causar asfixia
  • Cajones y armarios abiertos, que pueden causar pellizcos
  • Vigas y puntos altos, que pueden causar lesiones al caerse
  • Cajas de herramientas

Cómo proporcionar a tu gato un escondite seguro

Para ayudar a prevenir lesiones y proteger la seguridad de su gato, es una buena idea proporcionarle lugares seguros para esconderse. Para crear el escondite ideal, simplemente tendrás que tener en cuenta lo que atrae a los gatos.

gato en una caja

Encuentra un lugar tranquilo y oscuro

A los gatos les encanta esconderse en un lugar donde no sean molestados. Si tienes un sótano, este podría ser un lugar ideal. Del mismo modo, puedes montar un escondite para tu gatito debajo de una cama de un dormitorio poco utilizado, detrás de un sofá en una sala privada, o cualquier otro lugar donde pienses que tu gatito tendrá un poco de paz y tranquilidad .

Escoge algo cerrado

Para hacer que el escondite sea especialmente seguro para él, elige un contenedor que sea prácticamente cerrado. Una cueva para gatos funcionará bastante bien, así como las camas para gatos con laterales elevados. Si no tienes un presupuesto muy elevado, también podrías utilizar una caja de cartón.

Que sea cálido y acogedor

Añade una manta de lana suave para hacer el escondite más cálido y acogedor. Si puedes colocar el escondite cerca de una fuente de calor segura o en un piso de baldosas calefactables, aún mejor.

Cuándo preocuparse

Además de proteger a tu gato de sufrir una lesión en un escondite no seguro, es importante que estés atento a su comportamiento. Si el gato se esconde más de lo normal o se empieza a esconder cuando no lo ha hecho alguna vez antes, podría ser un signo de enfermedad. Si el comportamiento persiste por más de un par de días, concierta una cita con tu veterinario para que le haga un chequeo médico.

Relajado y seguro

Cuando son seguros, los escondites pueden ayudar a tu gatito a sentirse relajado y seguro. Minimiza los peligros del comportamiento de tu gato, eliminando los riesgos tanto como sea posible y fomentando el escondite seguro; tendrás un gato más sano y más feliz.


Echa un vistazo a este divertido vídeo donde aparecen varios gatos siendo fieles a su instinto natural de esconderse:

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

2 Comments


  • MI GATO HA LLEGADO HOY CON DOS MESES Y SE HA METIDO DEBAJO DEL SILLON Y NO SALE QUIERO QUE SALGA QUE HAGO???

    Responder

    • Mi gato tambn tiene esa edad mas o menos y le hemos traido hoy de una sociedad protectora de animales y ya se ha metido en un armario, dos muebles de dos baños y ahora esta detras del lavavajillas. Creemos q saldra el solito pero la verdad es que a mi no me hace mucha gracia porq no es nada facil sacarlo de ahi… pero del sillon te aseguro q si acariciale y hazle mimitos q veras como sale o simplemente mueve el sillon, solo necesita confianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *