La gingivitis en los perros

La gingivitis en los perros

Los perros son tan susceptibles a la gingivitis como nosotros. Ésta es una enfermedad periodontal que provoca la inflamación e infección de las encías. Sin el cuidado dental apropiado, esta dolorosa y prevenible enfermedad puede perjudicar a tu peludo amigo. En este artículo echaremos un vistazo a algunas de las causas, síntomas y tratamientos de la gingivitis en los perros.

Afortunadamente, esta enfermedad es fácilmente tratable con algo de tiempo y paciencia, pero puede causar incomodidad para el animal si la ignoras, e incluso puede causar otras enfermedades. No permitas que tu perro sufra; si observas alguno de estos síntomas haz una visita al veterinario para garantizar los cuidados oportunos y un rápido tratamiento.

Causas de la gingivitis en los perros

Las causas de la gingivitis en los perros es el exceso de acumulación de placa y una mala higiene dental.

Sin una dieta adecuada y un buen cuidado dental, las partículas de comida se acumulan en las grietas y otros huecos existentes entre los dientes y las encías de un perro, y la población normal de bacterias en la boca comienza a proliferar. Las bacterias se adhieren a las superficies lisas de los dientes formando la placa, que se espesa, se mineraliza, se endurece y se hace rugosa hasta convertirse en cálculo dental, también conocido como sarro. Esto empuja a las encías, separándolas de los dientes y causando bolsas que proporcionan una plataforma perfecta para más sobrecrecimiento bacteriano.

Si no se trata, la inflamación de las encías (gingivitis) progresará a periodontitis, que es la inflamación e infección de las estructuras más profundas que sostienen los dientes. En casos muy avanzados, los dientes afectados pueden perder totalmente su unión al hueso de la mandíbula. Cuando esto sucede, el perro ya no podrá hacer uso de esos dientes.

Síntomas de la gingivitis en los perros

En las primeras etapas de la gingivitis, los perros pueden mostrar signos leves de inflamación de las encías. A medida que la enfermedad progresa, los síntomas avanzarán también. Los perros con gingivitis normalmente mostrarán uno o más de los siguientes síntomas, dependiendo de la etapa y de la gravedad de su enfermedad:

  • Mal aliento (halitosis; ésta es una de las señas de identidad de las enfermedades dentales en los perros)
  • Inflamación de las encías
  • Encías rojas
  • Sangrado de las encías (las encías sangran con facilidad con una ligera presión)
  • Encías ulceradas
  • Acumulación de placa (“dientes manchados”)
  • Acumulación de cálculo (sarro)
  • Línea de las encías irregular
  • Secreción de pus en la línea de la encías al presionar
  • Dolor
  • Dificultad para masticar
  • Renuncia a comer (a pesar del hambre) y, en consecuencia, pérdida de peso
  • Salivación excesiva
  • Dientes flojos

Por desgracia, los perros afectados suelen resistirse a una inspección de sus cavidades orales, porque esta condición puede ser extremadamente dolorosa. Puede ser muy difícil para un veterinario examinar detalladamente la boca de un perro con gingivitis.

Diagnóstico de la gingivitis en los perros

La gingivitis no es especialmente difícil de diagnosticar para un veterinario. Por lo general, se puede identificar mediante un examen oral exhaustivo, siempre y cuando el paciente coopere; de lo contrario, puede ser necesaria la sedación.

Para diagnosticar la gingivitis, el veterinario necesitará conocer la historia clínica completa del animal, realizará un examen físico exhaustivo y llevará a cabo una evaluación completa de los dientes, las encías y la cavidad oral. La mayoría de los veterinarios también tomarán una muestra de sangre para realizar un recuento sanguíneo completo y un perfil bioquímico. Por lo general, también se toma y analiza una muestra de orina. Estas pruebas diagnósticas iniciales proporcionarán una información valiosa sobre los órganos internos del perro y de su salud en general. Deben llevarse a cabo antes de la sedación o la aplicación de anestesia general, que dará lugar a una revisión más avanzada.

Una vez que el perro está sedado o anestesiado, el veterinario puede examinar las encías y los dientes con mucho mayor detalle – y mucho menos dolor. Él puede explorar entre las encías y los dientes para identificar bolsas anormales o acumulación de placa y sarro. Una suave presión con el dedo contra cada diente puede revelar cualquier flojedad o incluso desprendimiento completo de los dientes de la mandíbula y también puede revelar sangrado y/o supuración de los tejidos de las encías.

Si la gingivitis está muy avanzada, el veterinario puede tomar radiografías dentales (rayos X) para evaluar la salud de las estructuras dentales y de la masa ósea de soporte. Éstas radiografías pueden ser muy valiosas, ya que muchos signos de enfermedades orales avanzadas están ocultos bajo la línea visible de la encía y no se pueden ver en un examen físico rutinario.

También pueden llevarse a cabo biopsias gingivales (biopsias de las encías) con el objetivo de extraer un pequeño pedazo de tejido de la encía para ser enviado a un laboratorio de patología veterinaria para su evaluación microscópica.

Tratamiento de la gingivitis en los perros

Los objetivos del tratamiento de la gingivitis son eliminar cualquier acumulación de placa y sarro lo largo de la línea de las encías, aliviar el dolor causado por la inflamación y la infección de las encías y prevenir la progresión de la enfermedad.

Los dientes deben ser limpiados profesionalmente, escalados y pulidos para eliminar toda la placa y el sarro. Muchos veterinarios usan ahora unidades dentales ultrasónicas, similares a las utilizadas en las personas, para la limpieza de los dientes de los perros. Para obtener resultados óptimos, el perro debe ser sedado o se les debe administrar anestesia general. También se pueden aplicar geles antibióticos en las encías después de la limpieza de los dientes, para ayudar a calmar y restaurar la salud de las encías inflamadas y doloridas.

Los procedimientos dentales en los perros suelen desalojar las bacterias existentes alrededor de los dientes; estas bacterias entran en el torrente sanguíneo del perro a través de sus encías inflamadas y sangrantes y pueden causar infecciones en otros órganos. A veces es aconsejable el tratamiento con un antibiótico de amplio espectro después del trabajo dental para reducir el riesgo de esas infecciones.

Existen varias técnicas quirúrgicas disponibles para ayudar al perro a retener los dientes que se han aflojado debido a las bolsas profundas causadas ​​por la gingivitis, como la sustitución ósea y el aumento de hueso.

La dieta es otra parte importante de la prevención y el tratamiento de la gingivitis en perros. Las croquetas duras secas dejan menos partículas de comida en la superficie del esmalte de los dientes que la comida húmeda, y también ayudan a limpiar mecánicamente los dientes.

También hay que mencionar que se están desarrollando vacunas para proporcionar protección contra las bacterias principales que comúnmente proliferan en la boca de los perros con gingivitis.

Prevención de la gingivitis en los perros

Afortunadamente, esta enfermedad es casi siempre prevenible gracias al cuidado dental regular en casa y limpiezas dentales ocasionales en la clínica veterinaria. Como propietario, debes empezar a cuidar de los dientes de tu perro poco después de que salgan los dientes permanentes – que debería ocurrir alrededor de los 8 ó 9 meses de edad.

Existen varios productos disponibles en el mercado para ayudarte con la higiene bucal de tu perro, como cepillos, pastas, enjuagues, huesos y otros productos de mascar que ayudan a reducir la acumulación de la placa y el sarro. No te olvides de consultar a tu veterinario sobre la forma correcta de cepillar los dientes de tu perro y qué producto utilizar para la raza específica de tu perro.

Pronóstico de la gingivitis en los perros

El pronóstico para los perros con gingivitis es muy variable, dependiendo de la etapa de la enfermedad y el estado inmune del perro, entre otras cosas.

El pronóstico es de bueno a excelente si la enfermedad se detecta a tiempo – antes de que haya avanzado hasta la periodontitis – y si el dueño está concienciado sobre la importancia del cuidado dental preventivo regular.

Si la gingivitis no se diagnostica correctamente y no es eficazmente tratada, las bacterias que proliferan en la placa dental y en las bolsas de las encías pueden entrar en el torrente sanguíneo y migrar a otros lugares. Esto puede ser extremadamente peligroso y potencialmente mortal.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

4 Comments


  • […] sarro irrita las encías, causando gingivitis y otra enfermedad periodontal (de las encías), que se caracteriza por abscesos, infecciones y […]

    Responder

  • […] dolor de dientes y la gingivitis no tienen piedad de nadie, ya sea hombre o animal. He aquí una guía de los cuidados dentales […]

    Responder

  • Me gustaria comprar algun antibiotico para la gingivitis de mi perrito shitsu tiene seis years ,acabo de comprar un gel de limpiar dientes no Se si le trabajara por favor ayuda me a encontrar uno.

    Responder

  • Buenos días. Tengo una labradora que sufre de gingivitis ya estuvo en tratamiento en 3 oportunidades con antibióticos pero el problema persiste hasta se le ha hecho una úlcera en el cachete y se le perforo el paladar,con el tratamiento se le curo y se regenero todo pero se termina el tratamiento y vuelve el problema del dolor y el sangrado el doctor esta a punto de hacer cirujía para sacarle las dos muelas pero estas están firmes,que otro tratamiento se le puede hacer ya que el problema persiste y se le esta llendo la infección a las otras dos muelas del lado izquierdo. La primera vez se la trato con cefalexina, la segunda vez con clindanicina y la tercera vez con penisilina bensatilica y volvió nuevamente la infección.Solicito a ustedes si han tratado con esta enfermedad y si me pueden aconsejar que tratamiento a seguir. O dónde podríamos consultar con el veterinario. Desde ya muchas gracias y espero su pronta respuesta.
    Saludos atte Natalia Rojas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *