La aspirina es tóxica para los gatos

La aspirina es tóxica para los gatos

La aspirina es tóxica para los gatos. Las dosis altas son venenosas en los gatos, más susceptibles a ella que los perros.

Los efectos tóxicos pueden ocurrir pocas horas después de la ingestión de la aspirina por la mascota, o incluso pueden tardas algunos días. Nunca administres a tu mascota un medicamento destinado a los seres humanos, a menos que te lo indique el veterinario.

La toxicidad de la aspirina

La aspirina es un medicamento indicado para el dolor, desde hace décadas. Debido a que la aspirina se considera un medicamento bastante seguro, algunos dueños de mascotas les dan aspirina a las mismas. También hay tipos de aspirinas específicamente indicadas para perros. Sin embargo, las dosis altas de aspirina pueden ser muy peligrosas, sobre todo para los gatos.

La aspirina se descompone principalmente en el hígado, y algunas de las sustancias resultantes son después eliminadas por los riñones a través de la orina.

Los gatos carecen de ciertas proteínas que son necesarias para que el hígado pueda deshacer la aspirina completamente, lo que hace que los efectos de la aspirina duren más en los gatos que en los perros (de 5 a 6 veces más).

¿Cómo se produce la toxicidad?

Muchos casos de toxicidad de aspirina en gatos son accidentales. Una mascota puede encontrar y masticar un bote que contenga aspirinas o incluso comer una que haya caído al suelo. Tristemente, algunos casos se producen porque los dueños de las mascotas dan medicamentos destinados a los seres humanos a su mascota sin que se lo indique un veterinario.

Algunos de los medicamentos destinados a los seres humanos, sin ser aspirina exactamente, están relacionados con ella y pueden causar efectos secundarios similares a la aspirina en los animales domésticos.

Hay situaciones en las que tu veterinario puede prescribir una dosis específica de aspirina para tu gato. Debes asegurarte bien de seguir las instrucciones de dosificación de tu veterinario con mucho cuidado, e informarle de cualquier tipo de problemas que pueda estar sufriendo el animal durante el tratamiento.

Signos clínicos de la toxicidad de la aspirina

El efecto secundario más común de la toxicidad de la aspirina, es la irritación del estómago. En los casos leves, puede causar vómitos. En los casos más graves, la mascota podrá incluso vomitar sangre. La irritación puede ser lo suficientemente grave como para causar úlceras y perforaciones en el estómago.

La aspirina también afecta a las células de las plaquetas de la sangre, que ayudan al cuerpo a formar coágulos de sangre y evitar hemorragias. La toxicidad de la aspirina puede causar hemorragias tan severas que puede que el animal necesite transfusiones de sangre para salvar su vida. También puede inhibir el flujo de sangre a los riñones, lo que puede causarle una insuficiencia renal.

Síntomas asociados a la toxicidad por aspirina

  • El vómito (algunas veces con sangre)
  • Diarrea o heces de color negro
  • Deshidratación
  • Dolor abdominal
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Encías pálidas

Los gatos pueden desarrollar anemia en la médula ósea debido a los efectos de la aspirina, además de daño hepático grave.

Diagnóstico

El veterinario te recomendará pruebas de diagnóstico, como un panel de química y recuento sanguíneo completo, para evaluar la magnitud de los daños. Si el veterinario sospecha de perforación de estómago, daño hepático o daño renal, le hará una prueba de diagnóstico adicional.

Tratamiento

Si detectas inmediatamente que tu gato se ha intoxicado, puedes inducirle los vómitos al animal, para que pueda eliminar el fármaco desde el estómago, antes de que el cuerpo pueda absorberlo. Otra opción, llevada a cabo por parte del veterinario, puede ser anestesiar al animal para eliminar el contenido del estómago. Tu veterinario puede administrarle una preparación especial de carbón activo líquido de lenta absorción del fármaco para limpiarle totalmente el estómago y los intestinos.

No existe un antídoto específico para la toxicidad de la aspirina. El tratamiento puede incluir transfusiones de sangre, terapia de fluidos intravenosos, medicamentos para ayudar a proteger o curar el daño en el estómago, y otros medicamentos que sirven para ayudar y estabilizar al paciente.

La toxicidad de la aspirina puede ser mortal. Sin embargo, los animales pueden sobrevivir si se reconoce, diagnostica y trata rápidamente.

La mayoría de los casos de toxicidad por la aspirina se pueden prevenir. Recuerda: nunca debes suministrar a tu mascota medicamentos destinados a las personas.

Es muy importante mantener lejos de tu mascota cualquier medicamento indicado para humanos, para evitar la ingestión accidental, y prestar atención siempre a lo que puede comer el gato, ya que son muy cuidadosos e incluso pueden esconderlo para que tú no le pilles.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *