Infección por estafilococos en los gatos

Infección por estafilococos en los gatos

La bacteria Staphylococcus es la responsable de una de las infecciones más comunes. Estas bacterias pueden vivir libremente en el ambiente, en la piel de un huésped como un parásito, y en el tracto respiratorio superior de los animales. La infección por estafilococos en los gatos se puede dar en cualquier raza de gatos y a cualquier edad.

Un caso de infección por estafilococos en un gato se produce cuando la bacteria Staphylococcus infecta su piel. La bacteria Staphylococcus es muy común, y reside de forma natural en la piel de todos los gatos. La infección por estafilococos ocurre cuando las bacterias comienzan a causar problemas en la piel del gato y los folículos pilosos.

Síntomas

Los síntomas de una infección por estafilococos en los gatos se parecen mucho a los de la tiña felina, por lo que a menudo es difícil para los dueños de estos gatos distinguir entre las dos afecciones.

El gato afectado desarrollará lesiones circulares y sin pelo en su piel. Estas lesiones se enrojecen y se irritan, y a veces están cubiertas de pequeñas costras o granos. La zona inflamada también genera mucha picazón, y los gatos infectados pueden ser identificados debido a su rascado excesivo y a las mordeduras en las áreas infectadas.

Causas

El estafilococo es una infección oportunista, puesto que las bacterias normalmente residen en el cuerpo del gato sin causar ningún problema. Las infecciones por estafilococos en los gatos sólo se producen cuando se les da la oportunidad de afianzarse a las bacterias, como esos momentos en los que el sistema inmunitario del gato se encuentra debilitado o cuando la piel del gato se irrita. Por eso, los gatos más jóvenes son más propensos a desarrollar esta infección, ya que sus sistemas inmunológicos no han sido desarrollados plenamente. Los animales mayores son también bastante susceptibles, ya que sus sistemas inmunológicos se ven comprometidos con la edad.

La causa más común de infección por estafilococos en los gatos es una reacción alérgica en la piel, que por lo general es desencadenada por las pulgas, aunque también puede deberse al polen en el aire, los alimentos u otros alergenos potenciales. Las alergias en la piel debilitan las defensas de la piel, haciendo vulnerable al animal a la bacteria estafilococo que ya estaba presente.

Diagnóstico

Un perfil sanguíneo completo será llevado a cabo por tu veterinario, incluyendo un perfil químico de sangre, un hemograma completo y un análisis de orina. El diagnóstico correcto a menudo requiere pruebas cutáneas para determinar si la condición es causada por alergias u otras causas relacionadas con la inmunidad. También es importante descartar el desarrollo anormal de las células como una causa subyacente de la condición.

Tratamiento

Dado que estamos ante una infección bacteriana, los medicamentos que la mayoría de los veterinarios prescriben son antibióticos. Si bien estos fármacos pueden ser eficaces para matar la mayoría de las bacterias en una infección por estafilococos, la naturaleza oportunista de esta bacteria obliga a que debamos tratar también la causa inicial de la infección. Si sólo se trata la infección, pero no la causa, pronto surgirá otra infección. Si la enfermedad se produjo debido a una alergia a las pulgas, se deben suministrar medicamentos adecuados contra las pulgas. Hay pomadas y champús especiales diseñados para aliviar a los gatos que sufren de esta infección, lo que también ayudarán a curar la piel del gato.

Hay que mencionar que algunas cepas de la bacteria son resistentes a los medicamentos. En algunos casos, los antibióticos estándar no son eficaces en la curación de esta condición y se necesita un procedimiento diferente que ha de determinarse.

Manejar la infección

Es importante determinar los materiales potencialmente infecciosos u objetos contaminados por la bacteria. Además, la limpieza externa (tópica) de las heridas y el área infectada es esencial para la curación de la piel y la prevención de la propagación de las bacterias.

Contagio de gatos a humanos

Algunas personas creen que, debido a que la misma especie de bacteria es la responsable de los casos de infección por estafilococo tanto en las personas como en los gatos, es posible que los dueños de mascotas contraigan la enfermedad de su gato infectado. Éste es un concepto erróneo. La bacteria estafilococo ya está presentes en todos los seres humanos, por lo que no tiene sentido decir que las personas puedan de alguna manera infectarse con el estafilococo por el contacto con su gato infectado. La enfermedad es el resultado de un sistema inmune debilitado, no el contacto con el patógeno.

Prevención

La infección por estafilococos en los gatos es una enfermedad desagradable que a menudo ocurre en los gatos con problemas de salud general. La mejor manera de evitar que tu gato contraiga una infección por estafilococos es mantenerlo en un ambiente limpio e higiénico. Esto mantendrá a tu gato sano y con un sistema inmune fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *