Infección del hígado en los gatos

Infección del hígado en los gatos

La infección del hígado en los gatos es una condición que debe ser diagnosticada y tratada a tiempo. El hígado es un órgano importante del cuerpo del gato, ya que trabaja para filtrar las toxinas, producir bilis y otras enzimas que ayudan en la digestión. Además de esto, el hígado también fabrica hormonas que son necesarias para una salud óptima. Dado que este órgano sigue trabajando incluso cuando está parcialmente dañado, las infecciones del hígado a menudo pasan desapercibidas hasta que la enfermedad es grave. Por lo tanto, debes estar atento a los síntomas y buscar ayuda médica lo antes posible.

Síntomas de la infección del hígado

  • Disminución del apetito
  • Pérdida de peso
  • Aumento de la sed
  • Aumento de la micción
  • Síntomas de ictericia (coloración amarillenta de la piel, mucosas y parte blanca de los ojos debida a un aumento de la bilirrubina)
  • Inflamación del hígado
  • Náuseas
  • Halitosis
  • Languidez

Tipos de infecciones del hígado y problemas

Aunque hay muchas enfermedades del hígado, el tipo más común de infección que se suele ver en los gatos se conoce como colangitis. Esta infección ocurre generalmente en los gatos que sufren de infecciones parasitarias, peritonitis infecciosa, síndrome del intestino irritable y pancreatitis. Los animales que desarrollan colangitis experimentan malestar porque el conducto biliar y el hígado se inflaman. Además de esto, los gatos también pueden contraer infecciones hepáticas cuando sufren de otras enfermedades hepáticas, como la hepatopatía tóxica y la lipidosis hepática.

Diagnóstico de las infecciones del hígado en los gatos

El veterinario realizará un examen físico completo y tomará nota de la historia clínica del gato. Dado que las mascotas que desarrollan peritonitis infecciosa felina son susceptibles a infecciones en el hígado, es importante informar al veterinario acerca de cualquier enfermedad que tu mascota haya sufrido en el pasado. En función de los síntomas presentes, el veterinario llevará a cabo una serie de pruebas, como un análisis de sangre, un análisis de orina, una prueba de tiroides o pruebas serológicas (para comprobar la presencia de anticuerpos en sangre). Es importante encontrar también la causa real de la infección para que el tratamiento pueda ser administrado en consecuencia.

Tratamiento

Si el hígado está muy dañado debido a la infección, el veterinario le recetará ciertos medicamentos en pequeñas cantidades, para no hacer trabajar en exceso al hígado. La colangitis, en particular, se combate con un tratamiento de antibióticos. El gato tiene que ser monitoreado durante el tratamiento y los cambios notables deben darse a conocer al veterinario. Aunque los corticoides ayudan a reducir la inflamación, el veterinario evaluará el estado general de tu mascota y luego prescribirá estos fármacos.

Junto con la medicación, tu gato puede necesitar líquidos intravenosos si se debilita en exceso. Una dieta altamente nutritiva y libre de aditivos o conservantes también beneficiará al animal.

Consejos

Dado que todos los animales domésticos son susceptibles a los trastornos del hígado es importante alimentar al gato con alimentos de alta calidad para evitar la acumulación de tóxicos en el cuerpo. Todos los medicamentos y pesticidas se deben almacenar en un lugar seguro, lejos del alcance de las mascotas (y los niños), ya que la ingestión accidental de estos productos puede conducir a una intoxicación e incluso a la muerte.

Dado que el hígado metaboliza los medicamentos ingeridos, es importante administrar la dosis correcta para evitar una sobredosis. También es importante el seguimiento con controles veterinarios periódicos para determinar el éxito de la opción de tratamiento utilizado.

1 Comment


  • mi gato esta enfermo del higado pero no tengo dinerueo para hospitalizarlo que haria mientras.. gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *