Fiebre en los gatos

Fiebre en los gatos

¿Cómo podrías tú saber si tu gato tiene fiebre? En las personas, comprobar si la frente está caliente te puede dar una pista. Pero no puedes saber si tu gato tiene fiebre simplemente comprobando si tiene la nariz caliente y seca, como mucha gente cree. La única manera de saberlo con seguridad, ya sea un una persona o un gato, es tomar su temperatura corporal.

La temperatura normal en los gatos oscila entre 38 ºC y 39,2 ºC. La fiebre en los gatos se produce cuando las temperaturas suben por encima de 39,2 ºC. Aunque la fiebre puede ser útil para luchar contra la enfermedad, una temperatura corporal por encima de 41 ºC puede dañar los órganos. Ponte en contacto con tu veterinario de inmediato si tu gato tiene una temperatura muy alta.

A continuación te mostramos las causas y los síntomas de la fiebre en los gatos, lo que necesitas saber para tomar la temperatura a tu gato y los cuidados de un gato con fiebre.

Causas de la fiebre en los gatos

Un aumento de la temperatura corporal por encima de lo normal se denomina hipertermia. La hipertermia anormal o no regulada en los gatos puede ser consecuencia de estar en un ambiente muy cálido o tener una gran actividad muscular, por ejemplo. Sin embargo, la fiebre es un tipo específico y regulado de hipertermia. Se desarrolla cuando el punto de ajuste se incrementa en el hipotálamo, una parte del cerebro que actúa como termostato del cuerpo. Una fiebre, por lo general, se produce cuando el sistema inmune se activa debido a condiciones como:

  • Una infección bacteriana, viral o fúngica
  • Un tumor
  • Lesiones producidas por traumatismos
  • Ciertos medicamentos
  • Enfermedades como la pancreatitis o el lupus

Una fiebre que dura más de dos semanas sin razón aparente se denomina fiebre de origen desconocido (FOD).

Síntomas de la fiebre en los gatos

Las enfermedades que causan la fiebre en los gatos pueden también causar ciertos comportamientos reveladores en ellos. Estos comportamientos, que evolucionaron en los animales salvajes para ayudarlos a sobrevivir a las enfermedades, permiten a los gatos conservar la energía necesaria para producir la fiebre. La fiebre lucha contra las enfermedades estimulando el sistema inmune y desacelerando el crecimiento de bacterias y virus.

Estate atento a estos signos de la fiebre:

  • Pérdida del apetito
  • Depresión
  • Falta de energía o actividad
  • Disminución de la bebida
  • Disminución del aseo
  • Escalofríos o respiración rápida

Tu gato también puede mostrar otros signos específicos de la enfermedad, como estornudos, vómitos o diarrea.

Consejos para tomar la temperatura a un gato

La única manera que tienes de saber con certeza que tu gato tiene fiebre es tomar su temperatura corporal.

Un termómetro rectal pediátrico es el método más preciso para tomar la temperatura de un gato. Un termómetro digital es más seguro que un termómetro de mercurio. No se romperá si se cae, y te da una señal sonora cuando es el momento de comprobar la medición. Puedes comprar uno en tu clínica veterinaria o en la farmacia.

  1. Antes de empezar, prepara todos los suministros que necesitarás:
    • El termómetro
    • Un lubricante para el termómetro, como por ejemplo la vaselina
    • Alcohol y una toalla de papel para limpiar el termómetro
    • Una recompensa para tu gato
  2. Sacude el termómetro de mercurio hasta que el nivel esté por debajo de la línea de los 36 ºC. Para utilizar un termómetro digital, simplemente enciéndelo.
  3. Cubre la punta del termómetro con un lubricante.
  4. Pide a alguien que sujete a tu gato de la parte delantera. Si estás solo, acuna el cuerpo de tu gato con firmeza contra ti con un brazo.
  5. Levanta suavemente la cola e introduce lentamente el termómetro en el ano. Gira (retuerce) suavemente el termómetro de un lado a otro para conseguir que sus músculos se relajen. Cuando esto ocurra, inserta el termómetro en el recto unos 3 centímetros más o menos, pero sin forzar.
  6. Retira el termómetro digital cuando escuches el pitido. Si estás usando un termómetro de mercurio, déjalo durante unos 2 minutos.
  7. Limpia el termómetro con alcohol y lee la temperatura. Para leer el termómetro de mercurio, ponlo a contra luz y gíralo.
  8. Dale a tu gato su recompensa siempre que no haya vomitado.

Cuidados de un gato con fiebre

Los gatos que presentan síntomas de fiebre por más de 24 horas o alcanzan una fiebre por encima de 41 ºC necesitan ser vistos por el veterinario. Éste puede realizar pruebas para determinar el origen de la fiebre y tomar las medidas oportunas para tratar el problema subyacente. Si la causa es una infección bacteriana, por ejemplo, pueden ser necesarios antibióticos. Si la causa es una deshidratación severa, se deberá tratar administrando líquidos por vía intravenosa o subcutánea.

Nunca des ningún medicamento a tu gato si no te lo ha prescrito tu veterinario. Algunos medicamentos para la fiebre utilizados en las personas, como el paracetamol, son tóxicos para los gatos.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

10 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *