Iniciar un programa de entrenamiento de obediencia del perro

Iniciar un programa de entrenamiento de obediencia del perro

Un programa adecuado de entrenamiento de obediencia es la piedra angular de un buen comportamiento en los perros. Se suele decir que no hay perros malos, sino malos propietarios. La mayoría de los perros quieren complacer a sus dueños, pero los perros no entrenados simplemente no saben cómo hacerlo. Los perros bien entrenados son más felices y saludables, y también lo son sus propietarios. Te mostramos algunas pautas para llevar a cabo un programa de entrenamiento de obediencia del perro tú mismo.

Equipamiento para el entrenamiento de obediencia del perro

Un entrenamiento de obediencia efectivo de tu perro no requiere mucho equipamiento, pero hay algunos elementos básicos que facilitan el proceso. Elige un collar de perro que sea adecuado y cómodo para tu perro. Luego, decide qué correa es mejor para la formación. Trata de adquirir el mejor equipo para tu perro y aprende a usarlo correctamente.

Introducción al entrenamiento de obediencia del perros

Antes de comenzar el entrenamiento de obediencia, elige el mejor método para ti y para tu perro. Las técnicas de entrenamiento varían, pero la mayoría de los entrenadores están de acuerdo en que los perros responden mejor al refuerzo positivo, en forma de elogios o golosinas (premios). Una variante común de entrenamiento, conocido como entrenamiento con clicker, se basa en el refuerzo positivo. Cuando planifiques tus métodos de entrenamiento, no te olvides de la socialización.

Sesiones de entrenamiento

El éxito se alcanza por lo general con pequeños pasos. Las sesiones de entrenamiento con tu perro deben durar 10-15 minutos, 2 ó 3 veces al día. Esto es especialmente cierto para los cachorros, debido a que su periodo de atención es muy corto. La sesiones más largas pueden hacer que incluso un perro adulto se aburra. Comienza por enseñarle órdenes básicas. A menudo, la orden de ‘sentarse’ será una de las más fáciles que tu perro aprenda. A continuación, puedes enseñarle a tumbarse. Al mismo tiempo, intenta enseñarle a permanecer quieto. Además, tu perro debe ser entrenado para venir cuando se le llama tan pronto como le sea posible. Este es uno de los comandos básicos más importantes. Una vez que tu perro haya dominado los fundamentos básicos de la obediencia, puedes pasar a divertidos trucos y órdenes más avanzadas.

Solución de problemas durante el entrenamiento de obediencia

El entrenamiento de obediencia lleva tiempo, y tú y tu perro podéis encontraros con algunos baches en el camino. Es posible que veas algunos problemas de conducta comunes, como muestras de desafío o de agresión. La mejor manera de corregir el mal comportamiento es interrumpirlo, desviando la atención de tu perro hacia algo positivo. Prueba a dar a tu perro órdenes que ya tiene asimiladas, seguidas de recompensas. Mantén una conducta serena y confiada, y ten claro lo que quieres decir. El refuerzo positivo es la clave del éxito. No castigues a tu perro o te enojes con él, sólo le causará confusión. Puedes tratar de mantener la atención de tu perro con golosinas y entusiasmo, pero piensa que puede ser el momento de poner fin a una sesión cuando tu perro se siente aburrido o cansado. Trata de terminar las sesiones con una nota positiva. El éxito en el entrenamiento se ​​logra con paciencia y consistencia.

Recursos para el entrenamiento de obediencia

Algunas personas prefieren dejar la el entrenamiento de su perro en manos de los expertos. Un entrenador de perros profesional puede ir a tu casa y entrenar a tu perro, a cambio de una cuota, claro. También puedes decidir que enviar a tu perro a una escuela de entrenamiento de obediencia por un período de tiempo vale la pena y justifica el gasto. Muchos propietarios de perros prefieren unirse a una clase de obediencia local, en la que estarán bajo la supervisión de un instructor de entrenamiento de perros sin dejar a sus perros con otra persona. Recuerda que tu perro va a ser más propenso a verte a ti como su maestro (o su jefe) cuando estás involucrado directamente en el proceso de entrenamiento. Además, esta es otra manera de reforzar el vínculo entre tú y tu perro.

1 Comment


  • me parece una excelente alternativa contratar a un especialista para brindar a nuestros perritos un entrenamiento canino para corregir problemas de conducta, yo hace un par de semanas inscribi a mi perrita y he visto resultados muy positivos,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *