Entendiendo el celo de las perras

Entendiendo el celo de las perras

Entender el ciclo del celo de las perras te puede ayudar a prepararte para la cría, si está entre tus objetivos, o prevenir una camada no deseada, ya que podrás estar atento para evitar que tu perra se cruce con cualquier perro vecino o callejero y ocurra lo inevitable. Descubre cómo funciona el el celo de las perras y cómo detectar cuando una perra está entrando en él.

El ciclo del celo en las perras

Fertilidad

Cuando una hembra entra en celo, su cuerpo se está preparando para la reproducción y la posibilidad de producir una camada.

El ciclo del celo se divide en las siguientes etapas:

  • Proestro. Esta fase suele durar unos 9 días, y se caracteriza por un aumento en el nivel de estrógenos del animal. Ella no será receptiva a los acercamientos de un macho por el momento, pero mostrará muchos de los signos del celo que enumeraremos más abajo, como pérdida de sangre, vulva inflamada y atracción de los machos con su olor.
  • Estro. Durante esta etapa, que también dura unos 9 días, los niveles de estrógenos disminuyen, mientras que los niveles de progesterona aumentan. La hembra empieza a ovular durante esta etapa, lo que significa que una serie de huevos serán liberados de los ovarios y estarán disponibles para su fertilización. Ahora comenzará a ser receptiva a los intentos de un macho de aparearse con ella.
  • Diestro. Esta fase dura unos 2 meses. Los niveles de progesterona todavía son elevados, pero la perra ya no será receptiva a los intentos de un macho de criar con ella.
  • Anestro. Esta es la fase de reposo que dura hasta que la hembra entra en celo de nuevo.

¿A qué edad comienza el celo?

Aunque no es una regla fija, la mayoría de las hembras entran celo por primera vez alrededor de los seis meses de edad, aunque algunas hembras, debido a diversos factores, se retrasan hasta los 12 ó 18 meses de edad. Estos factores pueden ser las condiciones ambientales, la presencia de otras hembras o el suministro de ciertos medicamentos.

En las perras de razas muy grandes, el primer celo puede retrasarse incluso hasta los 24 meses de edad.

Frecuencia de los ciclos del celo

Aunque muchas hembras mantendrán un calendario bastante constante, entrando en celo más o menos cada seis meses, esto puede variar. Algunas perras sólo entrarán en celo una vez el año, mientras que otras pueden hacerlo incluso cada cuatro meses. Sin embargo, estos periodos de celo “extra” no siempre son fértiles. Una vez que una perra tiene su primer celo, puedes realizar un seguimiento de los ciclos posteriores para determinar cuál va a ser su patrón natural.

El celo de las perras dura 21 días, pudiendo quedar preñada desde el día 9 al 17.

Signos de que una perra está en celo

Los signos más comunes que puedes esperar ver cuando tu perra está en celo incluyen:

  • Cambios de comportamiento. Algunas hembras muestran un cambio en su comportamiento poco antes de que comience el celo, volviéndose más cariñosas, o pueden incluso actuar de una manera un poco “quisquillosa”.
  • Pezones hinchados. A veces, aunque no siempre, los pezones y los pechos se hinchan ligeramente. Esto también puede ser una señal de un embarazo fantasma, cuando una hembra puede comenzar a mostrar signos de estar embarazada, incluso si no lo está. De todas formas, si esto sucede, por lo general se resuelve en unas pocas semanas después de que termine el ciclo.
  • Repentino interés de los machos en ella. Los machos son grandes detectores de los avisos más tempranos, y pueden oler el cambio en las hormonas de la hembra antes de que ella entre en celo completamente.
  • Inflamación de la vulva. La vulva puede mostrar algo de inflamación, pero es muy variable; a algunas hembras apenas se les hincha en absoluto, mientras que a otras se les hincha hasta el doble de su tamaño habitual (como una pelota de golf).
  • Movimiento de cola en presencia de un macho. Cuando una hembra está lista para criar, por lo general permanecerá de pie inmóvil mientras el macho investiga su vulva. Ella levantará su cola y la meneará de lado a lado para asegurarse de que él percibe su olor.
  • Pérdidas de sangre. Éste suele ser el indicador más seguro de que el ciclo de celo ha comenzado, con una secreción de color rojo rosado la primera semana que por lo general se convierte en un color más tirando a crema durante el período fértil, y luego vuelve a cambiar a un color rojizo hasta detenerse gradualmente por completo. Algunas hembras se mantienen extremadamente limpias, y puede ser muy difícil saber si están en celo observando este signo.

Cuidados de tu perra cuando está en celo

Cuidar a tu perra mientras está en celo es relativamente simple:

  • Mantén una estrecha vigilancia sobre ella. Esto es principalmente para protegerla de una reproducción no deseada, porque los machos pueden detectar el olor de una hembra en celo desde cierta distancia, y vendrán desde varias manzanas para encontrarla.
  • Ten paciencia y sé amable con ella. Tal vez no se sienta muy bien durante la fase de proestro.
  • Evita bañarla mientras tenga pérdidas de sangre. Será mejor que esperes a que el cuello del útero se cierre; así ella será menos propensa a desarrollar una infección vaginal o en el útero debido al agua del baño.
  • Si has comprobado que tu perra tiene un patrón regular del ciclo de celo y tu intención es que críe, hazla un chequeo para comprobar si tiene brucelosis antes de su próximo ciclo, y pide que el propietario del macho semental también lo compruebe. La brucelosis es una infección bacteriana de transmisión sexual entre machos y hembras, y puede causar infertilidad en ambos sexos.

Aunque hay quien desaconseja la cría a personas que no son profesionales, siempre es bueno que entiendas de manera básica el funcionamiento de los ciclos de celo de las perras para que sepas lo que está pasando. Si deseas eliminar toda posibilidad de que alguna vez tengas una camada, la opción más recomendable es la esterilización, ya que los fármacos para evitar el celo tienen efectos secundarios. De esa manera, nunca tendrás que lidiar con su ciclo de celo de nuevo.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *