El San Bernardo

El San Bernardo

Aprende un poco más de la raza de perros San Bernardo, sobre su historia, su carácter, su disciplina, sus problemas de salud y su alimentación.

Historia.

Hay muchas leyendas que rodean el origen de la raza de perros San Bernardo. Se cree que esta raza de perros se desarrolló a partir del cruce de la pesada raza asiática “Molasser” y los perros suizos nativos que existían durante las invasiones romanas.

Esta raza, que fue calificada como perro de trabajo, es conocida por sus fuertes instintos, que utilizan generalmente para la supervivencia en condiciones adversas.

Al San Bernardo se le atribuye el rescate de miles de personas a lo largo de la historia, particularmente en ventisqueros.

Carácter.

El San Bernardo tiene a menudo una actitud amable, pero hay variaciones en su temperamento que deben tenerse en cuenta al considerar la elección de un un ejemplar de esta raza como mascota. Con carácter bonachón, generalmente estos animales aman a los niños y son muy leales a sus familiares.

Es una raza muy dócil y fácil de llevar por naturaleza. Se recomienda, siempre que se adquiere un San Bernardo, comenzar por la realización de un curso básico de obediencia del animal a una edad temprana. Esta edad es, por lo general, alrededor de los tres meses de vida, ya que para entonces el cachorro comprende al máximo las correcciones que su dueño le pueda hacer, pero aún  le queda un largo trayecto por recorrer hasta que esté totalmente crecido.

Disciplina.

Al principio, siendo aún un cachorro, su comportamiento puede parecer muy gracioso, pero cuando el cachorro se va convirtiendo poco a poco en un animal de 60 kg, deja de ser gracioso que juegue por encima de su dueño, además de que es potencialmente peligroso para un niño pequeño.

El animal debe aprender a una edad temprana que el salto no es  un comportamiento aceptable.

Problemas de salud.

La displasia de cadera es uno de los problemas de salud que puede sufrir un San Bernardo. Consiste en el desarrollo anormal de la unión que hay entre la cabeza del fémur (hueso del muslo) y la cavidad de la cadera donde encaja. Como consecuencia, se produce un desplazamiento de la cabeza del fémur hacia fuera. Es, en parte, hereditaria. Esta condición es común en ciertos perros de gran tamaño, incluyendo al San Bernardo.

Para poder evitar en parte esta enfermedad, es recomendable que el perro ande en un terreno suave, como tierra o grava, para facilitar la estructura de la cadera del perro.

Muchos propietarios desean tener un San Bernardo de gran peso, sin tener en cuenta la salud del animal, que puede incluso llegar al sobrepeso, y este es un mal paso para ayudar al perro con la enfermedad de displasia de cadera si además no hace nada de ejercicio.

El San Bernardo también puede sufrir enfermedades de la vista, ya que, puesto que tienen los ojos caídos, los párpados se le pueden volver hacia el exterior y, a veces, si tiene el ojo demasiado abierto, puede estar expuesto a la infección y requiere el tratamiento y revisión del veterinario.

Con respecto a la vista, también le puede suceder que las pestañas se le vuelvan hacia el interior, y le roce la córnea del ojo, lo que le puede causar una úlcera. El animal podría ser tratado con una pequeña operación que elimina dicha úlcera.

Alimentación del animal.

Se debe alimentar al cachorro con tres comederos llenos de comida seca de perro remojada en agua caliente, tres veces al día. Deberás poner tú el límite de comida, ya que el perro no sabe cuando dejar de comer.

A partir de que el animal tenga seis meses de edad, le deberás alimentar con comida para adultos (comida seca de perros), ya que ésto le ayudará a ralentizar la tasa de crecimiento y a reducir el riesgo de desarrollo de problemas de salud comunes en perros de raza grande.

El ejercicio físico en esta raza de perros es de gran importancia, ya que tienen un gran peso, y ésto, unido a la falta de movimiento, puede causarle problemas severos al animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *