El primer año de tu gatito

El primer año de tu gatito

Qué esperar durante este importante año de crecimiento y desarrollo

Es innegable que el primer año de tu gatito es vital para su desarrollo físico. Igualmente importante es la unión del gato con su dueño, que tendrá lugar en sus primeras semanas de vida y que marcará las pautas de la relación entre ambos, además del desarrollo de su personalidad única. El desarrollo de los gatos hasta adultos es un proceso fascinante, y cada paso del camino es un momento único de su vida.

En la naturaleza, los grandes felinos a menudo permanecen con la madre durante el primer año completo, para aprender las habilidades necesarias para la supervivencia. Con los gatos domésticos, este no suele ser el caso, pero en circunstancias ideales, un gato debe permanecer con su madre durante al menos de 12 a 16 semanas. Aunque la madre iniciará el destete de sus gatitos en algún momento entre 5 y 7 semanas, el tiempo adicional ayuda a que los gatitos aprendan habilidades de socialización.

Veamos los cambios que tienen lugar en tu gatito mientras se hace adulto durante su primer año de vida.

Las primeras seis semanas

Las importantísimas primeras seis semanas de la vida de un gato son decisivos en la determinación de su personalidad y su carácter para el resto de su vida (sí, los gatos tienen carácter) En cuanto a la salud, este período también es muy importante para el desarrollo del gatito, ya que los gatitos muy jóvenes son susceptibles a una serie de amenazas, como las pulgas por ejemplo.

Los gatitos probablemente nunca volver a crecer a un ritmo tan notable como el que logran durante este período, y ver los cambios en su desarrollo semana a semana es una experiencia increíble. Tanto si has tenido o tienes un gatito en este período como si no, este artículo te ayudará a entender exactamente lo que ocurre durante las primeras seis semanas

De siete a doce semanas

Los gatitos empiezan a desarrollar sus habilidades sociales durante este tiempo, mediante la observación a su madre, por el juego con otros gatos o, en una familia de un solo gato, jugando e interactuando con las personas. Este período de tiempo será sumamente agradable, tanto para ti como para tu gatito, ya que podrás ver como practica la manera de correr, saltar, acechar y abalanzarse. A los gatitos de esta edad les encanta jugar a esconderse con las personas, y las bolsas de papel abiertas (sin asas) o las cajas de cartón pueden ser grandes accesorios para el juego.

Tu gatito continuará creciendo rápidamente durante este período, y sus habilidades motoras seguirán desarrollándose según va practicando la persecución y la caza de la “presa”. También empezará a adoptar hábitos de sueño de “adulto”, en lugar de simplemente tirarse a dormir donde quiera que le pille.

Recordatorio: Tu gatito necesitará su primer grupo de vacunas sobre las ocho semanas, y el segundo grupo tres o cuatro semanas más tarde. Si no se realizó un examen veterinario inicial en el momento de su adopción (muy recomendable), también debe ser examinado de lombrices. A partir de las ocho semanas de vida, puede ser iniciado un tratamiento tópico contra las pulgas de manera segura.

De tres a seis meses

En torno a cuatro meses, tu gatito puede empezar a perder sus dientes de leche, y empezar a desarrollar los dientes permanentes. Sus encías pueden estar doloridas, y este sería un excelente momento para iniciar un programa de atención dental, masajeando suavemente las encías con una gasa. Las pajitas de plástico son también una ayuda probada para la dentición, además de servir como un gran juego para tu gatito.

Los gatitos comenzarán establecer su lugar en la “jerarquía social” de tu casa durante este tiempo. No es raro ver a un gatito “desafío” el gato alfa, que normalmente se ganan el joven desventurado un brazalete en las orejas. Otros gatos, en función de su propia posición social y personalidades, pueden diferir de la gatita. Su gatito sigue creciendo durante este tiempo, y no es raro ver a una bola de pelusa antes regordeta de un gatito repente crecer largo y desgarbado – entonces más alto – y, finalmente, la carne de nuevo.

Los gatitos deben continuar comiendo comida para gatitos durante esta fase de crecimiento, ya que necesitan los nutrientes adicionales para desarrollar unos huesos fuertes, unos dientes sanos y unos músculos flexibles.

Recordatorio: Tu gatito puede ser esterilizado o castrado entre tres y seis meses. La madurez sexual de los gatos puede variar, pero tanto los gatitos macho como las hembras de cuatro o cinco meses empiezan a ser sexualmente activos. Aunque algunos veterinarios todavía sugieren esperar hasta seis meses, los defensores de la temprana esterilización y castración están demostrando los beneficios de esta práctica.

De seis a doce meses

¡Cómo pasa el tiempo! Tu gatito está empezando a mostrar los rasgos físicos y sociales de un gato completamente crecido. No es de extrañar; a la edad de 12 meses, él habrá alcanzado el crecimiento físico de un adolescente de 15 años de edad humana, y, sin duda, comenzará a mostrar algunos de los mismos rasgos típicos de la personalidad de esa edad. No medites sobre los sentimientos heridos de tu gato si él parece no responder hacia ti. Al igual que un adolescente humano, está probando las aguas de la vida adulta para ver lo que se siente. Él te estará echando un pulso de “dominación”, y también lo hará con otros gatos si hubiera. Sé paciente con él y dale todo el cariño y amor que necesite, pero hazlo  en sus propios términos. Él volverá a ti cuando esté listo para dejar de jugar a “ser un hombre”.

Tu gato seguirá creciendo y desarrollándose durante un año más, y en algunas razas (Maine Coon es un buen ejemplo) no están completamente desarrollados hasta los cuatro años.

Documentar su crecimiento con fotos

Uno de los aspectos más agradables y divertidos de la “paternidad” de un gatito es la grabación de su crecimiento con fotos. Si es posible, sería ideal el uso de una cámara digital, para capturar la acción inimitable de un gatito durante el juego. No sólo puede producir películas con él, sino que puedes recortar las fotos más divertidas y ponerlas en un marco. Seguro que también puedes pillarle en situaciones muy graciosas y hacerle un vídeo para inmortalizar el momento.

¡Disfruta del primer año de tu gatito, y él continuará proporcionándote amor incondicional por muchos, muchos años por venir!

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *