El microchip en los perros

El microchip en los perros

Millones de perros se pierden cada año. Desgraciadamente, sólo algunos son encontrados por sus dueños. Muchos perros perdidos terminan en refugios para ser adoptados en nuevos hogares o incluso sacrificados. Es importante que tu perro esté identificado en todo momento. Los collares y etiquetas son esenciales, pero pueden caerse o dañarse. La tecnología ha hecho posible dotar a tu mascota con un microchip que le identifique de manera permanente.

¿Cómo funciona?

Un microchip es aproximadamente del tamaño de un grano de arroz. Se compone de un pequeño chip de ordenador alojado en un tipo de vidrio hecho para que sea compatible con el tejido vivo. El microchip se implanta entre los omóplatos del perro, bajo la piel, con una aguja y una jeringa especial. El proceso es similar a la aplicación de una vacuna. El perro experimente poco o nada de dolor – la mayoría de los perros no parecen sentir siquiera que lo tienen implantado. Una vez en su lugar, el microchip puede ser detectado inmediatamente con un dispositivo de mano que utiliza ondas de radio para leerlo. Este dispositivo escanea el microchip y muestra un código alfanumérico único. Una vez colocado el microchip, el perro debe ser registrado, generalmente pagando una cuota una sola vez.

Cosas que debe saber

  • Los microchips están diseñados para durar toda la vida de un perro. No necesitan ser cargados o reemplazados.
  • El microchip es obligatorio en España.
  • Se sabe que algunos microchips se han movido desde el área entre los omóplatos, pero las instrucciones a la hora escanearlo destacan la necesidad de escanear todo el cuerpo del perro.
  • Un perro con microchip se puede identificar fácilmente si se encuentra en un refugio o en una oficina veterinaria en posesión de un escáner. Sin embargo, algunos centros de acogida y consultorios veterinarios no tienen escáneres.
  • Dependiendo de la marca de microchip y el año en que se implantó, incluso los llamados escáneres universales pueden no ser capaces de detectar el microchip.
  • Los fabricantes de microchips, los veterinarios y los refugios de animales han estado trabajando en solucionar las imperfecciones de estos microchips, y la tecnología continúa mejorando con el tiempo.

Ningún método de identificación es perfecto. Lo mejor que puedes hacer para proteger a tu perro es ser un dueño responsable. Guarda las etiquetas de identificación actuales de tu perro en todo momento, considera el microchip como un refuerzo, y nunca permitas que tu perro vague libremente. Si tu perro se ha perdido, cuantos más mecanismos de identificación tengas disponibles más probabilidades habrán de encontrar a tu amada mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *