El mal aliento en los perros

El mal aliento en los perros

El mal aliento, también llamado halitosis, es el resultado de una acumulación de bacterias que producen mal olor en la boca, los pulmones o el intestino de tu perro. El mal aliento persistente puede indicar que tu perro necesita una mejor atención dental o que algo anda mal en su tracto gastrointestinal, el hígado o los riñones. En cualquier caso, la halitosis es una señal de alerta que debes investigar.

¿Cuáles son las causas del mal aliento en los perros?

Muy a menudo, el mal aliento en los perros es causado por una enfermedad dental o de las encías, y ciertos perros – especialmente los más pequeños – son especialmente propensos a la placa y el sarro. Sin embargo, el mal aliento persistente también puede indicar problemas médicos más graves en la boca, las vías respiratorias, el tracto gastrointestinal u otros órganos.

Cómo determinar la causa del mal aliento en los perros

Tu veterinario es la persona mejor capacitada para determinar la causa. Para ello, puede llevar a cabo un examen físico y de laboratorio a tu perro. Estate preparado para responder algunas preguntas sobre la dieta de tu perro, su higiene bucal, sus hábitos de ejercicio y su comportamiento general.

¿Cuándo acudir al veterinario?

Si el aliento de tu perro de repente tiene un olor inusual, debes consultar a tu veterinario. Los siguientes casos pueden ser señal de problemas médicos que necesitan tratamiento inmediato:

  • Un aliento inusualmente dulce o afrutado podría indicar diabetes, sobre todo si tu perro ha estado bebiendo y orinando con más frecuencia de lo habitual.
  • Un aliento que huele a orina puede ser un signo de enfermedad renal.
  • Un olor fétido inusual acompañado de vómitos, falta de apetito y las córneas o encías de color amarillento puede ser señal de un problema hepático.

Cómo tratar el mal aliento en los perros

El tratamiento depende del diagnóstico de tu veterinario.

Si la placa es la culpable, tu perro podría requerir una limpieza dental profesional. Si se trata de un tema relacionado con la dieta, es posible que tengas que cambiar la comida que come tu perro a diario. Si la causa es gastrointestinal o tiene que ver con una anormalidad en el hígado, los riñones o los pulmones de tu perro, tu veterinario te informará sobre los pasos que debes llevar a cabo para atacar la causa subyacente.

Prevención del mal aliento en los perros

Mucha gente asume que el mal aliento en los perros, sobre todo de cierta edad, es normal. Pero en realidad no es así. De hecho, ser proactivo acerca de la salud bucal de tu perro no sólo hará que vuestra vida en común sea más agradable, sino que es la medicina preventiva más inteligente.

  • Lleva a tu perro al veterinario para que le realice chequeos regulares, con el objetivo de asegurarte de que no tiene problemas médicos subyacentes que puedan causar halitosis.
  • Asegúrate de que tu veterinario comprueba y hace un seguimiento del estado de los dientes y el aliento de tu perro.
  • Alimenta a tu perro con comida de alta calidad y fácil de digerir.
  • Cepilla los dientes de tu perro con frecuencia (cada día es lo ideal). Eso sí, asegúrate de usar pasta de dientes formulada para perros, ya que tu pasta de dientes puede dañar su estómago.
  • Dale a tu perro juguetes duros y seguros para masticar, ya que estos permitirán que los dientes de tu perro se limpien por el proceso natural de la masticación.
  • Dale a tu perro golosinas de calidad formuladas para mejorar el olor del aliento.
  • Habla con tu veterinario sobre los productos de salud oral de uso doméstico para ver si hay algún tipo que él te pueda recomendar.

Nota: Ten en cuenta que estos productos simplemente enmascaran el mal aliento y no tratan los problemas médicos subyacentes que ocasionan ese mal olor.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

2 Comments


  • […] Los estudios demuestran que, sean del tipo que sean, los huesos de cuero prensado ayudan a reducir la acumulación de sarro en los perros, ya que ayudan a eliminar la placa, y también mejoran la salud de las encías y la higiene dental en general. Estas golosinas masticables son especialmente beneficiosas para los cachorros, ya que la masticación ayuda a la hora de ejercer la presión adecuada sobre los dientes de los cachorros, lo que facilita y estimula el crecimiento de unos dientes fuertes. Todos estos factores contribuyen a la larga en la prevención del mal aliento. […]

    Responder

  • Hola, mi perro le saliò altìsimo un examèn de HDL, y nunca nos dijeron a que se debia este problema. Ahora lo llevamos al Veterinario y nos dijo que el perro tiene hongos en el cuerpo, la pier se le ve como rosada o un poco rojiza, le ha mandado KETANOZOL para los hongos, el problema es que ahora le siento un aliento FETIDO que se lo siento hasta estando un poco lejos de èl. Necesito una orientaciòn sobre que puede ser porque lo veo como tonto. Gracias y slds..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *