Deshidratación en los gatos

Deshidratación en los gatos

La deshidratación es un desequilibrio del agua y los electrolitos (minerales) en el cuerpo, y puede causar complicaciones graves tanto a los animales domésticos como a las personas. El agua es esencial para los gatos, que dependen de la ingesta adecuada diaria de líquidos para mantenerse saludable y reponer los líquidos que se pierden de forma rutinaria a través de la orina, las heces y la respiración. El agua constituye el 80% del cuerpo de tu gato, y es necesaria para todos sus procesos biológicos, incluyendo la circulación, la digestión y la eliminación de desechos.

Causas de la deshidratación en los gatos

La deshidratación ocurre cuando los niveles de líquido se sitúan por debajo de lo normal. Esto puede ser debido a una ingesta reducida de agua o a un aumento de la pérdida de líquidos. La calor, el aumento de la actividad o un ataque de vómitos o diarrea pueden dar como resultado la pérdida de líquidos en los gatos. Muchos dueños no ven a sus gatos beber agua y suponen que no son susceptibles de sufrir pérdida de agua, pero lo son, a pesar de que podrían no beber hasta que han perdido tanto como un 8% de las reservas de agua de su cuerpo. Es por esto que es muy importante proporcionar a tu gato acceso a agua fresca en todo momento para mantener una hidratación adecuada.

¿Cuánta agua necesita mi gato?

A medida que tu gato consume más calorías y produce más desechos metabólicos, necesita más agua para mantener su temperatura corporal. En general, un gato adulto debería beber más o menos la misma cantidad de agua (en mililitros) como el número de kilocalorías consumidas por día. La comida seca para gatos contiene sobre un 7% – 12% de agua, mientras que la comida enlatada puede medir hasta 80% de agua. Los gatos que comen sólo alimentos secos no obtienen tanta cantidad de agua de su comida como los que comen alimentos enlatados, y siempre deben tener fácil acceso a agua fresca y limpia para incrementar la ingesta.

¿Cuáles son los síntomas generales de la deshidratación en los gatos?

  • Ojos hundidos
  • Letargo
  • Pérdida del apetito
  • Sequedad en la boca
  • Depresión
  • Frecuencia cardíaca elevada
  • Disminución de la elasticidad de la piel
  • Jadeo

¿Qué debo hacer si mi gato está deshidratado?

La deshidratación puede indicar un problema subyacente grave. Si sospechas que tu gato está deshidratado, llévalo a un veterinario inmediatamente. Tú mismo puedes ser capaz de detectar la deshidratación en casa levantando suavemente la piel en la parte posterior del cuello de tu gato o entre los omóplatos. A menos que tu gato tenga un serio exceso de peso o esté muy delgado, su piel debería volver de inmediato a una posición normal. Si tu gato está deshidratado, la piel levantada no puede volver rápidamente a la normalidad. A menudo, sin embargo, los signos de deshidratación no son tan evidentes, y sólo un veterinario puede proporcionar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Son ciertos gatos propensos a la deshidratación?

Los gatos que tienen mayor riesgo de deshidratación son los que sufren diversas enfermedades tales como los trastornos renales, cáncer y el hipertiroidismo. Los gatos de edad avanzada y en estado de lactancia pueden ser propensos a la deshidratación, así como los gatos diabéticos, cuya condición no es controlada regularmente.

¿Cómo se trata la deshidratación en los gatos?

El veterinario administrará al gato líquidos por vía intravenosa o subcutánea, y hará pruebas adicionales si es necesario, para determinar la causa subyacente de la condición.

¿Cómo puedo prevenir la deshidratación?

  • Proporciona agua limpia a tu gato en todo momento, y cámbiasela con frecuencia para asegurar su frescura. Además, no te olvides de lavar el continente de agua de tu mascota todos los días para prevenir la formación de bacterias.
  • Observa a tu gato para determinar sus preferencias a la hora de beber agua. Algunos gatos prefieren ciertos bebederos, a otros les gusta el agua del grifo, mientras que a otros les gusta el agua embotellada. Otros gatos prefieren las fuentes de agua, que se pueden encontrar en muchas tiendas de mascotas. Trata de colocar varios recipientes con agua en tu casa para facilitar el acceso.
  • Si tu gato se está recuperando de un ataque de diarrea o vómitos, dale un cubo de hielo para lamer inicialmente y proporciónale pequeñas cantidades de agua a intervalos regulares para evitar la sobrehidratación demasiado rápido.
  • ¿De viaje con tu gato? En general, el viaje es estresante para los gatos. Ten en cuenta que, a pesar de que el mareo provocado por el movimiento puede hacer que algunos gatos tengan náuseas o vómitos, ellos deben tener acceso regular al agua, especialmente después de volar. Deberías llevar agua de sobra si piensas que el acceso al agua puede ser un problema durante el viaje.
  • Observa el consumo de agua de tu gato. Si notas que él está bebiendo más o menos de lo normal, concierta una cita con tu veterinario para que le realice un chequeo.
Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *