Consejos de seguridad contra el calor en los perros‏

Consejos de seguridad contra el calor en los perros‏

El verano puede ser una etapa maravillosa para ti y tu perro para pasar tiempo al aire libre, hacer ejercicio y divertirse. Sin embargo, es importante entender que las altas temperaturas pueden ser muy peligrosas también, y debes mantener a tu perro fresco. Los riesgos más comunes del calor incluyen un golpe de calor, la deshidratación y las quemaduras de sol, los cuales todos se pueden prevenir. Observa a tu perro en busca de signos de enfermedad, y llama a tu veterinario inmediatamente si surge algún problema. Con el objetivo de que preserves la seguridad de tu perro, te contamos algunas cosas importantes que necesitas saber acerca de los peligros del calor en los perros en el verano y su prevención.

Automóviles

Nunca dejes a tu perro en el coche sin vigilancia. A pesar de las muchas advertencias sobre esto, cada verano ocurren numerosos casos de perros que enferman o incluso mueren de un golpe de calor, al ser dejados en un automóvil. Incluso si no parece que fuera hace mucho calor, la temperatura dentro del vehículo puede elevarse a niveles peligrosos en cuestión de minutos. Si es absolutamente necesario llevar a tu perro contigo a hacer recados, asegúrate de llevar otra persona que pueda quedarse con él en el coche, con el aire acondicionado encendido, o al menos en la calle a la sombra. De lo contrario, hazle un favor a tu perro: déjale en casa.

Juegos al aire libre

Olvídate de las largas caminatas y el ejercicio extenuante en los días muy calurosos y soleados. Evita la exposición prolongada al sol. No sólo existe el riesgo de golpe de calor, sino que los perros también pueden tener quemaduras por el sol. Considera la posibilidad de aplicarle protector solar a tu perro. Si estás planeando pasar tiempo al aire libre con tu perro, encuentra un lugar con sombra y proporciónale mucha agua fresca. Trata de pasear a tu perro durante las horas más frescas del día, a primera hora de la mañana o por la noche. Recuerda proteger los pies de tu perro para evitar que se los queme con el pavimento caliente. Los protectores solares para perros también pueden ayudarte a proteger a tu perro.

Eventos

Puede que lo mejor sea dejar a tu perro en casa cuando vas a grandes festivales o fiestas al aire libre. La gran multitud de personas puede ser abrumadora y aumenta las probabilidades de lesiones, la deshidratación y el agotamiento. Además, puede que haya un montón de comida insalubre, o incluso tóxica, y basura en el suelo que tu perro podría intentar comer. También recuerda que los fuegos artificiales y otros ruidos fuertes pueden asustar a los perros y hacerlos huir o hacerles daño. Si llevas a tu perro a estos eventos, mantente cerca de él y permanece atento a los peligros potenciales.

Actividades acuáticas

Mantente cerca de tu perro mientras juega o nada en un lago, en un río o en el mar. Contrariamente a la creencia común, no todos los perros son nadadores expertos. Además, recuerda que incluso el nadador más experimentado puede convertirse en una víctima de una corriente de agua, medusas u otros peligros. También, evita que tu perro beba de esa agua. El agua salada puede causar deshidratación, vómitos y diarrea. El agua en lagos, estanques y ríos puede contener parásitos y bacterias que pueden infectar a tu perro. Proporciónale siempre mucha agua fresca y limpia para beber.

Si llevas a tu perro en un barco o una canoa, un chaleco salvavidas es tan importante para tu perro como lo es para ti. Siempre puede ocurrir que tu perro salte por la borda o se caiga sin querer. Cualquier perro que pasa mucho tiempo cerca del agua debe tener su propio chaleco salvavidas para mascotas.

Parásitos y plagas

Pasar tiempo al aire libre significa más exposición a diversos parásitos y plagas. Examina a tu perro y comprueba siempre que no tenga garrapatas después de pasar tiempo al aire libre. Es recomendable que prevengas a tu perro de las pulgas para evitar problemas relacionados con estas.

Debido a que los mosquitos son portadores de la enfermedad del gusano del corazón, debes prevenir a tu perro contra este parásito si vives en un área donde hay muchos mosquitos presentes. Más peligrosas son las mordeduras de serpientes, las cuales se producen comúnmente en primavera y verano. Las picaduras y las mordeduras de insectos como abejas, avispas, escorpiones y arañas también son peligrosas.

Mantén a tu perro seguro

En pocas palabras: mantén siempre un ojo en tu perro. No le dejes desatendido. Es importante hacer ejercicio siempre con sentido común y proceder con cautela para ayudar a tu perro a preservar su seguridad, independientemente de la temporada de año en que te encuentres. El verano viene con su propio conjunto de peligros, así que asegúrate de que estás familiarizado con estos riesgos. Conocer cuáles son los signos de advertencia que pueden significar problemas. En caso de duda, llama a tu veterinario inmediatamente. Teniendo estos consejos en mente, será mucho más fácil para ti y para tu perro disfrutar del verano.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *