¿Conoces los peligros de las correas retráctiles para perros?

¿Conoces los peligros de las correas retráctiles para perros?

Uno de los mecanismos más populares usados ​​para sujetar a los perros cuando se les saca a pasear son las correas retráctiles o extensibles. Muchos dueños de perros, sin embargo, se preguntan si estas correas son apropiadas o incluso seguras de usar, cuestionándose los peligros de las correas retráctiles para perros.

Una correa retráctil o extensible nos permite ajustar la distancia a la que nuestro perro puede pasear, gracias a un mecanismo en el mango de la correa que permite controlar esta distancia deteniendo la extensión de la cuerda pulsando un botón. Estas correas tienen la ventaja de dar al perro una sensación de libertad al mismo tiempo que permite a su dueño contenerlo y tenerlo controlado.

Hay varias maneras de utilizar las correas retráctiles correctamente, y es importante recordar que también plantean un peligro para ti y para tu perro si no se utilizan correctamente.

Antes de utilizar una correa extensible, asegúrate de que es lo suficientemente fuerte como para controlar a tu perro. A los perros que tienen tendencia a tirar o echar a correr detrás de alguna “presa” nunca se les debe pasear con una correa extensible. Aparte de esos peligros, hay otras cosas a tener en cuenta al utilizar una de estas populares correas.

Peligros de las correas retráctiles

Cosas que debes tener en cuenta sobre las correas retráctiles

  1. La correa puede quedar enredada en tu perro, en ti, en un ciclista o en cualquier otra persona y provocar tropiezos, quemaduras, cortes e incluso asfixia por la cuerda de la correa.
  2. Tú puedes tener al perro mejor educado y con mejor comportamiento del mundo, pero ¿qué pasa con otros perros de tu alrededor? Cuando utilizas una correa extensible, estás exponiendo a tu perro a todo tipo de peligros, como perros menos amigables, motos y coches. Puede que no seas capaz de pisar el freno de la correa a tiempo.
  3. Además, como las cuerdas de estas correas son demasiado largas, cuando la cuerda está totalmente extendida no tienes el control total de la situación. ¿Qué pasa si detectas que un perro peligroso se acerca a tu perro o te encuentras con un vecino que le teme a los perros? ¿Cómo podrías controlar a tu perro si tienes la cuerda totalmente extendida?
  4. Las correas retráctiles permiten que tu perro pueda acercarse a otros perros que no conoces, y eso es simplemente un riesgo. Es posible que otros dueños de mascotas no quieran que sus perros se saluden con el tuyo por diversas razones, como por ejemplo la salud y la seguridad de tu propio perro.
  5. En caso de que sueltes o se te escape por descuido el mango de la correa retráctil en una zona muy ocupada, si tu perro se asusta y sale corriendo por el motivo que sea, los golpes del mango contra el suelo lo asustará aún más, haciendo que tu perro corra más deprisa y de forma descontrolada.

Si quieres ampliar información sobre los peligros de las correas retráctiles puedes consultar este documento de la PBRC (Pit Bull Rescue Central), llamado “Ocho buenas razones por las que evitar las correas retráctiles en público“.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *