¿Cómo sudan los gatos?

¿Cómo sudan los gatos?

Si el calor de los largos meses de verano hacen que vayas en busca del aparato de aire acondicionado más cercano, imagina que tienes una capa de pelo sobre tu cuerpo de forma permanente. Los gatos pueden sufrir por el calor al igual que cualquier otro mamífero de sangre caliente, pero utilizan diferentes métodos para mantenerse frescos y seguros cuando el calor aprieta.

¿Cómo se refrigeran los gatos?

Los gatos tienen algunas glándulas sudoríparas, pero su piel está cubierta de pelo, por lo que éste minimiza la cantidad de enfriamiento que el sudor puede proporcionar. La mayoría de las glándulas sudoríparas se encuentran en las almohadillas de las patas. Podrás ver las huellas húmedas de tu gato después de caminar sobre una superficie dura en el verano.

Los gatos también lamen su pelaje para distribuir la saliva sobre él, con el objetivo de que se evapore y conseguir enfriarse, del mismo modo que lo haría el sudor.

Pero la forma más eficiente que tienen los gatos para refrescarse es el jadeo, que permite que el calor de la parte más caliente del cuerpo, el tórax interior, escape a través de la humedad producida por las membranas mucosas de la lengua, la boca y la garganta. El gato exhala el aire húmedo y el proceso de evaporación enfría su cuerpo. Pero, a pesar de que es la forma más eficiente de refrigeración, el jadeo no es algo cotidiano en los gatos. La mayoría de los gatos no corren fuera de casa y hacen ejercicio al mismo nivel que los perros. En un día cálido un gato se echará en la sombra y dormirá la siesta. Sólo los gatos muy estresados por el calor jadean, así que si tu gato está jadeando quizá deba preocuparte por qué tiene tanto calor, a diferencia de los jadeos en los perros, que es algo muy común.

Ayuda a tu gato a refrescarse humedeciendo su pelo con agua fría, suministrándole agua fresca para beber, y llevándole a una zona más fresca.

¿Cómo mantienen los gatos la temperatura corporal dentro del rango normal?

La temperatura del cuerpo es controlada por el cerebro. Cuando hay un aumento de la temperatura exterior, o un gato se excita, se encuentra estresado o ha estado activo recientemente, el cuerpo recibe una señal desde el cerebro para perder el exceso de calor corporal. La principal manera es a través de jadeos, pero existen otros métodos importantes también. La dilatación de los vasos sanguíneos en la piel permite que el calor se escape cuando la sangre caliente se pone más cerca de la superficie. Sudar, estirar el cuerpo o mojarse son otras maneras que tienen los gatos para mantenerse frescos. Si no pueden realizar ninguno de estos procesos, o su cuerpo se sobrecalienta demasiado y no pueden enfriarse por sí mismos lo suficiente, se pueden producir golpes de calor e incluso la muerte.

¿Fiebre o simplemente acalorado?

Una temperatura constante de 39,3 ºC en los gatos es motivo de preocupación. Los signos de la fiebre incluyen renuncia a moverse, aumento de la frecuencia de la respiración, depresión, anorexia y letargo o apatía.

La hipertermia es simplemente un aumento de la temperatura corporal. Esto puede ser debido a la temperatura exterior, la emoción, el ejercicio u otras causas, y no es una verdadera fiebre.

Si no estás seguro de si tu gato realmente tiene fiebre, déjale descansar durante 20 minutos y, a continuación, comprueba la temperatura rectal de nuevo. Si tu gato está actuando normal a pesar de jadear y tener una temperatura corporal elevada, lo más probable es que sea simplemente hipertermia y no fiebre.

¿Por qué mi gato tiene un aumento de temperatura?

Como hemos comentado anteriormente, la temperatura corporal puede aumentar debido a muchas cosas. La fiebre se desarrolla cuando el punto de ajuste (rango de temperatura en el que los sistemas del cuerpo pueden funcionar normalmente) se incrementa en el hipotálamo, una parte del cerebro que actúa como termostato del cuerpo, aumentando la temperatura del corporal para ayudar al sistema inmunológico a atacar a los agentes externos, como una infección bacteriana.

Con el aumento de la temperatura ambiental y otras causas de la hipertermia, la temperatura de ajuste del cuerpo no es incrementada por el hipotálamo, ya que el cuerpo puede enfriarse por sí mismo en un corto período de tiempo y volver a una temperatura normal, siempre y cuando los mecanismos de refrigeración no estén abrumados por el exceso de intenso calor.

Medidas de emergencia

Si tu gato parece estar “sobrecalentado” o no está actuando normal, contacta con tu veterinario inmediatamente. No es normal que tu gato continúe jadeando después de haber llevado a cabo todos los mecanismos normales de enfriamiento. El golpe de calor es posible en los gatos, y puede ser letal. El golpe de calor puede producir el fallo de algunos órganos, trastornos de coagulación de la sangre o la muerte.

Si tu gato tiene demasiado calor, aplica agua fría en las ingles, las axilas y la parte anterior del cuello para enfriarle. También puedes usar un ventilador. Proporciónale agua fresca para beber y ponte en contacto con tu veterinario. Tu veterinario administrarle líquidos por vía intravenosa y hospitalizarle para llevar a cabo tratamientos adicionales y mantenerle en observación.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *