Cómo limpiar las orejas a tu perro con vinagre y agua

Cómo limpiar las orejas a tu perro con vinagre y agua

Limpiar las orejas a tu perro es esencial para su salud y su bienestar. Las orejas sucias son un caldo de cultivo para las bacterias y los ácaros, que pueden desencadenar infecciones dolorosas.

Ya hemos explicado anteriormente cómo limpiar las orejas a tu perro en este otro artículo, donde se describe qué entendemos por unas orejas limpias y sanas, y detallamos una serie de pasos para llevar a cabo esta tarea de una manera más tradicional. En esta ocasión, queremos comentarte una forma alternativa de hacerlo con una solución casera a base de vinagre de vino blanco y agua, en una relación del 50% para cada ingrediente. Esta mezcla se puede utilizar de la misma forma que usarías una solución de limpieza de orejas comercial. Sin embargo, es fundamental asegurarte con la ayuda de tu veterinario que los tímpanos de tu perro están intactos antes de poner nada en sus orejas.

Paso 1

Mezcla a partes iguales vinagre blanco y agua en un recipiente.

Paso 2

Coloca y pon a tu alcance todo lo que necesitas para llevar a cabo la limpieza de orejas de tu perro. A la mayoría de los perros no les gusta la limpieza de orejas, así que tener todo listo y al alcance te ayudará a hacer el trabajo rápidamente, sin tener que abandonar a tu perro durante el proceso.

Paso 3

Intenta sujetar a tu perro si se intenta resistir a la limpieza. Si es un perro grande, sujétalo colocando un brazo sobre su hombro y rodeando su cuello con el otro brazo para que puedas exponer la superficie interna de su oreja con tus dedos. Para sujetar un perro pequeño, coloca una toalla sobre él y deja sólo su cabeza al descubierto. Si es posible, pídale a alguien que te ayude a sujetar a tu perro.

Paso 4

Llena un cuentagotas con la mezcla preparada anteriormente y aprieta suavemente sobre el canal auditivo de tu perro. Es recomendable llenar el oído con la mezcla hasta el punto en que gotea.

Paso 5

Tapona el oído de tu perro con una bola grande de algodón. La mayoría de los perros mueven la cabeza cuando un líquido entra en sus oídos.

Paso 6

Masajea la base de la oreja de tu perro para extender la solución. A los perros generalmente les gusta esta parte del proceso de limpieza de orejas, por lo que deberías ser capaz de darle un profundo masaje.

Paso 7

Retira la bola de algodón, y permite a tu perro que sacuda la cabeza. Esto ayuda a que aflore cualquier suciedad que haya en el interior de la oreja y llegue a la superficie. En este punto, si tu perro lo permite, puedes optar por repetir el proceso de limpieza interna para conseguir una limpieza extra.

Paso 8

Limpia las superficies interior y exterior de la solapa de la oreja. Humedece un algodón o una gasa con la solución preparada anteriormente y limpia las superficies visibles de las orejas. Limpia desde la parte inferior de la superficie de las orejas hacia el borde exterior.

Paso 9

Dale a tu perro una golosina en forma de premio por su buen comportamiento y deja que sus orejas se sequen naturalmente.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *