Cómo elegir veterinario para tu perro

Cómo elegir veterinario para tu perro

Junto a ti, tu veterinario es uno de los cuidadores más importantes de tu mascota. Encontrar y establecer una relación con el veterinario adecuado puede ser crucial para la salud y el bienestar a largo plazo de tu perro. Si eres nuevo en la tenencia de mascotas o simplemente necesitas cambiar de veterinario, aquí te presentamos algunos puntos clave a tener en cuenta a la hora de elegir veterinario para tu perro

Recuerda: Nunca cometas el error de intentar buscar un veterinario cuando lo necesites. Adelántate a los acontecimientos no deseados y busca un buen veterinario para tu perro antes de que tengas la necesidad de acudir a él.

Solicitar recomendaciones

  • Comienza por pedir recomendaciones a amigos, familiares o vecinos – preferentemente aquellos que son dueños de un perro. Pregúntales sobre sus propias experiencias con el veterinario de su mascota:
    • ¿Es amable con su perro?
    • ¿Escucha pacientemente y es fácil hablar con él?
    • ¿Habla con sus clientes en términos fáciles de entender?

Recuerda que tú eres el mejor defensor de tu perro, así que si tú no te sientes cómodo con la manera de trabajar del veterinario, es probable que tu perro tampoco.

  • Es probable que, en caso de adquirir un perro a un criador o de un refugio de animales, ellos tengan relación con los veterinarios de la zona y te puedan dar buenas referencias de confianza. Para más seguridad, asegúrate de verificar esas referencias por ti mismo.
  • Si te estás mudando a una zona nueva, pregunta a tu veterinario actual si te puede dar el nombre de un colega de profesión o de una clínica veterinaria de confianza.
  • Si es posible, elije un veterinario que esté cerca de casa. Acortar todo lo posible los paseos en coche ayudará a minimizar el estrés de tu perro, especialmente si está herido o enfermo.

Haz una entrevista telefónica

Haz una llamada inicial de selección a las clínicas veterinarias candidatas para hacer algunas preguntas básicas antes de decidir:

  • ¿Cuál es el horario de atención? ¿Es compatible con tu horario?
  • ¿Tienen servicio de urgencias 24 horas?   En caso afirmativo, ¿las atienden directamente o las refieren a otro centro veterinario?
  • ¿Cuál es el tiempo de espera medio para una visita rutinaria (no emergencia)?
  • ¿Qué servicios adicionales ofrecen (por ejemplo, peluquería canina, adiestramiento, etc.)?
  • ¿Cuáles son los costos de las visitas al veterinario y las revisiones anuales? ¿Y de los productos/servicios de cuidado estándar, como las vacunas, las pruebas del parásito del corazón y la esterilización/castración?
  • ¿Acepta la cobertura proporcionada por el seguro de tu mascota (si tienes seguro o estás planeando contratarlo)?
  • ¿Hay varios veterinarios en la clínica? Si solo hay uno, ¿quién se hace cargo de las mascotas cuando el veterinario no está?

Programa una visita a la clínica veterinaria

Una vez que hayas reducido tu lista a dos o tres posibilidades, concierta una visita con cada veterinario y pídeles que te hagan un recorrido por las instalaciones de sus clínicas para conocerlas bien. Si ya tienes un perro, llévatelo para ver cómo interactúan él y el personal de la clínica veterniaria.

Durante la visita, toma nota del ambiente general de la clínica. ¿Es la sala de espera amplia, limpia y organizada? ¿El edificio está libre de olores fuertes o desagradables? ¿El personal es amable contigo y con tu perro?

Una planificación cuidadosa vale la pena

Confía en tus instintos. Incluso si un veterinario viene altamente recomendado puede no ser el más adecuado para ti o para tu perro. Tómate el tiempo necesario para investigar y hacer preguntas antes de que necesites los servicios de un veterinario; esto ayudará a establecer una relación positiva con el médico adecuado y asegurará una mejor experiencia para tu perro.

¿Qué hago si tengo problemas con mi veterinario? ¿Puedo cambiar?

No te preocupes por dejar a tu veterinario actual si tienes preocupaciones acerca de la calidad de su atención. La mayoría de las clínicas veterinarias, como todos los negocios, esperan que los clientes vayan y vengan. Antes de marcharte, no olvides pedir una copia completa de los registros de salud de tu perro; que te los envíe por correo o fax a ti o a tu nuevo veterinario.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *