Cómo combatir la alergia a los gatos

Cómo combatir la alergia a los gatos

¿Son tus amigos y familiares alérgicos a tu gato? Aquí te presentamos algunas maneras de mejorar la situación y combatir la alergia a los gatos sin tener que alejaros de ellos.

El picor de ojos, el picor de nariz y los estornudos nunca son agradables. Y cuando son causados por un gato, bueno… eso es lo peor de todo. Si eres alérgico a los gatos y decides hacerte con uno, entonces estarás encantado de saber que la mayoría de las personas tienden a desarrollar una tolerancia a los alérgenos que se encuentran en la caspa y la saliva del gato. También hay regímenes específicos que las personas alérgicas pueden seguir, así como la medicación para ayudar a aliviar sus síntomas.

Pero si uno de tus seres queridos es alérgico a los gatos y los medicamentos no le ayudan, ¿qué puedes hacer? En lugar de reemplazar a tus seres queridos (esto generalmente no se recomienda), hay varias maneras de reducir los efectos de los alérgenos en tu hogar.

Limpia, limpia y limpia

Mucha gente no sabe cuánto puede marcar la diferencia el aseo diario del gato y una limpieza a fondo de la casa. Mantén las superficies y suelos libres de pelos tanto como sea posible, y las reacciones a los alérgenos de los gatos también deberían disminuir. Los suelos y las alfombras pueden ser especialmente un paraíso para el pelo del gato y la caspa, así que aspíralos con frecuencia y realiza una limpieza de las alfombras preferiblemente más de una vez cada primavera.

Hora del baño

Otra forma de reducir el efecto de los alérgenos de los gatos es “esforzarse” para bañar al gato cada cuatro a seis semanas usando un champú para gatos. Esto ayudará a eliminar la acumulación de caspa, el exceso de pelo y la saliva, que contiene un desodorante natural y un agente de limpieza que causa reacciones alérgicas. “Enjuagar” al gato es importante y puede resultar difícil, ya que a la mayoría de los gatos no les gusta estar en el agua.

El aire que respiras

Un purificador de aire a veces puede ser un buen arma contra los alérgenos. Esto ayudará a eliminar las impurezas del medio ambiente y, aunque más caro, un purificador comercial por lo general funciona mejor que uno normal. Cepillarle el pelo a tu gato también reducirá la cantidad de pelo (y por lo tanto la caspa) flotando en el aire.

Aunque no siempre es práctico, ir a un médico para unas pruebas de alergia puede ser ventajoso. Puesto que hay muchos artículos del hogar que pueden iniciar una reacción alérgica, estas pruebas te ayudarán a encontrar las causas subyacentes de dichas reacción, y descartar así otras.

Usar una combinación de estos métodos, o incluso todos ellos, debe reducir en gran medida la cantidad de alérgenos en el aire, y es de esperar que tu hogar pueda ser una zona libre de estornudos. Buena suerte. Esperamos que tú y su familia seáis capaces de abrazar y acariciar a vuestro gatito pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *