Caspa en los gatos ¿hay que preocuparse?

Caspa en los gatos ¿hay que preocuparse?

La caspa en los gatos indica una condición poco saludable de la piel, que se caracteriza por estar seca y escamosa, y además causa picazón. La caspa puede ser bastante común en los gatos y puede ser causada por determinadas condiciones médicas, por una mala alimentación o por el clima.

Causas de la caspa en los gatos

Antes de combatir la caspa en los gatos se debe detectar la causa principal de esta condición de la piel. A menudo, la búsqueda de la causa de la caspa es más difícil que el tratamiento real. Típicamente esta condición se debe a uno o más de los siguientes factores:

  • La falta de humedad. La piel felina saludable extrae la humedad no sólo del agua potable y los alimentos, sino también del ambiente.
  • La seborrea o el exceso de grasa producida por las células de la piel.
  • La falta de auto-aseo, debido a la edad, al sobrepeso o cualquier enfermedad.
  • Las condiciones de salud. La caspa del gato puede manifestarse debido a una variedad de condiciones médicas tales como la diabetes felina, los parásitos, las infecciones, la obesidad y las alergias a determinados alimentos y productos de limpieza.
  • La nutrición. Una dieta inadecuada puede dar lugar a una serie de deficiencias nutricionales que se manifiestan en forma de cambios en la condición del cabello y la piel.

Tratamiento de la caspa en los gatos

Después de descartar las causas médicas como posible motivo de la caspa del gato, puedes llevar a cabo algunos pasos básicos en casa para curar y eliminar esta enfermedad de la piel:

  • Usa un humidificador para aumentar la humedad en el ambiente.
  • Haz que los suplementos de aceite de pescado u Omega-3 formen parte de la dieta diaria
  • Cambia a una dieta de comida para gatos recomendada por tu veterinario.
  • Si tu gato come comida seca (croquetas), añade poco a poco comida húmeda en su dieta.
  • Asegúrate de que tu gato siempre tiene agua potable disponible.
  • Complementa el proceso de aseo natural por parte de tu gato con el cepillado diario.

El Omega-3 y salud del gato

El Omega-3 o el aceite de pescado es un ácido graso esencial que juega un importante papel en el mantenimiento de la salud del gato, incluyendo un pelaje y una piel sanas. Las deficiencias alimentarias son el resultado de una dieta inadecuada y una alimentación exclusivamente de alimentos secos. La adición de un suplemento a la dieta diaria de un gato puede ayudar a mejorar la condición de su piel, disminuyendo y eliminando finalmente la caspa.

Para los dueños de gatos, darles suplementos o píldoras puede ser difícil. Los suplementos de Omega-3 y aceite de pescado se pueden partir en trozos pequeños y añadirse a los alimentos secos o húmedos. Mira este artículo que habla sobre cómo dar medicamentos a tu gato.

Champú anti-caspa para gatos

Bañar a un gato con un champú especial para la caspa puede reducir la caspa si el proceso se realiza correctamente. En primer lugar, únicamente debes utilizar un champú anti-caspa diseñado exclusivamente para los gatos. Los champús creados para los perros y las personas pueden provocar una sequedad adicional e irritación de la piel. En segundo lugar, debes enjuagar completamente todo el champú durante el proceso de baño; de lo contrario, el residuo producirá un aumento de la caspa en el gato.

Cheyletiellosis en los gatos

La Cheyletiellosis es una enfermedad de la piel de los gatos, y suelen confundirse con la caspa. Esta enfermedad es el resultado de una infestación de ácaros en el pelo y la piel del gato, y también se denomina “caspa andante” por la forma en la que los ácaros maniobran debajo de la capa de queratina, empujando hacia arriba las escamas de la piel de manera que parecen estar en movimiento, y dejan una superficie de polvo de escamas en la superficie del cabello.

Esta condición debe ser tratada inmediatamente por un veterinario, por no hablar de la obligatoria limpieza de la casa, ya que los ácaros pueden transmitirse a otros gatos, a los perros y a las personas.

La caspa del gato y la salud en general

Como dueño de una mascota, reconocer la causa y el tratamiento de la caspa en los gatos es parte de tu responsabilidad, con el objetivo de mantener su salud general. Aunque pueda parecer una molestia meramente cosmética, puede indicar un problema de salud temporal o crónico que puede remediarse a través de un tratamiento veterinario adecuado y unos simples cambios en el ambiente y en la dieta.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *