Caída del pelo en los gatos

Caída del pelo en los gatos

La caída del pelo es un proceso natural de los gatos para perder el pelo muerto. Los gatos que salen al aire libre pueden perder más pelo en la primavera y el otoño, y retener más el pelaje en el invierno, mientras que los gatos de interior pueden soltar pelo todo el año.

Asear regularmente a tu gato y aspirar el pelo de tu casa debería minimizar las molestias de la caída del pelo. Sin embargo, si ves calvas en el pelaje de tu gato o aprecias una pérdida significativa de cabello, la causa subyacente puede ser un problema relacionado con la salud y debe ser investigado por un veterinario.

¿Qué podría provocar una caída del pelo excesiva?

Una variedad de problemas médicos, dietéticos y relacionados con el estrés pueden causar que tu gato pierda más pelo de lo normal. Si notas que está perdiendo una cantidad excesiva de pelo o tiene zonas de calvicie, consulta a tu veterinario inmediatamente. Tu gato puede estar sufriendo uno de los siguientes problemas de salud:

  • Alergias
  • La Tiña
  • Una infección bacteriana
  • Las Pulgas
  • Un desequilibrio hormonal, como hipotiroidismo
  • Una mala alimentación
  • El estrés
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos
  • El embarazo o la lactancia
  • Quemaduras solares

¿Cuándo debe ser motivo de preocupación la caída del pelo en los gatos?

Si tu gato se lame, se muerde o se araña obsesivamente, si está perdiendo mechones de pelo o no deja de rascarse o morderse las mismas zonas de manera persistente, entonces es importante que lo lleves a un examen veterinario. Puede haber un problema médico, dietético o relacionado con el estrés que requiere atención inmediata.

¿Cómo puedo minimizar la caída del pelo de mi gato?

Si tu gato pierde un montón de pelo y tu veterinario ha determinado que no hay una causa médica subyacente, hay algunas cosas que puedes hacer para minimizar la pérdida de cabello:

  • Dale de comer una dieta sana y equilibrada.
  • Aséale y cepíllale con regularidad.
  • Examina la piel de tu gato y su pelaje durante las sesiones de aseo. Controlar la pérdida de cabello, el enrojecimiento, golpes, cortes, pulgas, garrapatas y otros parásitos será una manera rápida de determinar si necesitas ir al veterinario para resolver la caída del pelo de tu mascota.

¿Qué sucede si la caída del pelo no es atendida?

Si la caída del pelo de tu gato es normal, lo peor que puede pasar es que tengas un sofá o un armario (o tu casa entera) lleno de pelos. Sin embargo, tu gato puede sufrir de bolas de pelo si no le cepillas con regularidad. Si su pérdida del pelo se debe a una causa médica subyacente, incluyendo alergias, parásitos, infecciones o enfermedades, su salud puede seguir empeorando si no buscas atención veterinaria. Además, los gatos que no son aseados y cepillados adecuadamente pueden tener un pelo enmarañado, especialmente en los gatos de pelo largo. El pelo enmarañado puede ser doloroso y causar problemas subyacentes en la piel.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *