Besar a un gato, ¿debes hacerlo? ¿es seguro?

Besar a un gato, ¿debes hacerlo? ¿es seguro?

La mayoría de los dueños de gatos admiten que besan a su gato. Parece perfectamente normal entre los amantes de los gatos, pero la pregunta es, ¿es seguro besar a un gato?

Si tienes un sistema inmunológico saludable y tu gato está libre de enfermedades y parásitos, entonces darle algún que otro beso probablemente no va a causar ningún daño (aunque hay una pequeña posibilidad). Sin embargo, no se aconseja que beses a un gato que está enfermo, ni es recomendable besar a un gato en los labios. Pueden transmitir muchas enfermedades a las personas (zoonosis). Los gatos y los seres humanos pueden infectarse con bacterias comunes tales como la Pasteurella, el Estafilococo, el e-coli y la salmonella. Todas ellas son altamente contagiosas. La tiña es una infección micótica común que se transmite fácilmente de los gatos a las personas y viceversa, a través del contacto directo. Si bien no es grave, su tratamiento es doloroso y una vez que lo tienes, puedes pasárselo a otras personas o animales.

Hay investigaciones que sugieren que, al igual que las personas, los gatos contienen ciertas bacterias en la boca que causan enfermedades de las encías. Éstas no sólo puede conducir a la pérdida de los dientes, sino que pueden tener un mayor impacto en otros órganos. Un beso en la cabeza es tan agradable y lleva menos riesgo de transmisión de enfermedades.

Algunos teorizan que los niños que viven con mascotas tienen menores tasas de alergias. El sistema inmunológico de un niño necesita ser “desafiado” para desarrollarse. Parece ser que la convivencia con animales domésticos a partir del primer año de vida puede disminuir la tasa de alergias en los niños, ya que su sistema inmune está expuesto a diversos virus y bacterias de tu mascota a las que normalmente no estaría expuesto. Estos estimulan al sistema inmunológico, ayudando a que se desarrolle de una manera sana en vez de girar sobre sí mismo y desarrollar alergias. Ahora bien, para que tu hijo se exponga, no es necesario que bese a tu mascota, pero es interesante tener en cuenta que las mascotas realmente pueden ayudar a fortalecer su inmunidad y/o reducir las alergias.

Debes tener precaución siempre que acerques tu cara a un gato, especialmente a uno que no conoces o a un gato que se encuentra agitado. Asegúrate de que tu gato es tratado regularmente en busca de parásitos, como lombrices y pulgas, y que está al día con sus vacunas.

Por lo tanto, si quieres dar a tu gato un rápido beso, siempre y cuando tengas un sistema inmunológico saludable y tu gato esté libre de enfermedades, entonces realmente no hay razón por la que no hacerlo. Las personas inmunocomprometidas (tales como aquellos con VIH, o en tratamiento de cáncer), y los niños pequeños no deben besar un gato.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

3 Comments


  • […] Foto vía Mascotaking […]

    Responder

  • Pues yo beso al torako como de 30 a 50 veces por día y ni el ni yo nos enfermamos, el anda en la calle haciendo de todo y yo igual. Con todo respeto puedo segurar que no tiene ningún riesgo besar a un gato por que el amor es algo contra lo cual todos los parasitos y bacteria y virus habidos y por haber se dan dos peladas de verga, por lo que les invito a no intimidar a la gente con este tipo de información por demás erronea y sin pruebas feacientes.

    Responder

    • Amen hermanoss xdd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *