Anemia en los gatos. Tipos y síntomas.

Anemia en los gatos. Tipos y síntomas.

La anemia en los gatos puede ser causada por la pérdida de sangre o una producción insuficiente de glóbulos rojos, lo que conlleva una deficiencia de oxígeno en los tejidos del cuerpo. En algunos casos, el cuerpo produce glóbulos rojos con rapidez, pero no lo suficientemente rápido como para contrarrestar las pérdidas.

Puede tomar de tres a cinco días a la médula ósea responder a la pérdida de sangre, mediante la producción de nuevos glóbulos rojos.

Causas de la anemia en los gatos

La pérdida rápida de sangre es causada por un traumatismo y una hemorragia. A continuación vendrá el shock. El tratamiento del shock consiste en inyectar soluciones de electrolitos por vía intravenosa y realizar transfusiones de sangre para controlar el sangrado y conseguir la restauración del volumen del fluido y las glóbulos rojos de la sangre.

Una pérdida de sangre menos obvia puede ocurrir en el tracto gastrointestinal como resultado de la anquilostomiasis, infestación por coccidios, tumores o úlceras. Los parásitos externos, como las pulgas y los piojos, pueden provocar que un gato pierda cantidades sorprendentes de sangre.

El 80% de las anemias felinas se deben a una producción insuficiente de glóbulos rojos en la sangre. El hierro, los minerales traza (microminerales), las vitaminas y los ácidos grasos esenciales se incorporan a los glóbulos rojos en la sangre, por lo que una deficiencia en estos materiales dará lugar a un fracaso al fabricar el producto final.

La deficiencia de hierro es una causa de la anemia. Algunos casos son causados ​​por las dietas bajas en hierro y otros nutrientes esenciales. Sin embargo, la mayoría de los casos son causados ​​por la pérdida crónica de sangre. Cada mililitro de sangre perdido contiene 0,5 mg de hierro.

Numerosas enfermedades y agentes tóxicos interfieren en la producción de glóbulos rojos en la médula ósea. Estos son, por ejemplo, la leucemia felina y la peritonitis infecciosa felina, algunos tipos de cáncer, insuficiencia renal con uremia, medicamentos como el cloranfenicol y diversos productos químicos y venenosos. La insuficiencia renal conduce a una deficiencia de eritropoyetina (EPO), una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos en la médula ósea. De hecho, cualquier enfermedad crónica puede deprimir la médula ósea y provocar anemia.

Anemias Infecciosas

Hay dos agentes infecciosos conocidos que pueden causar la anemia en los gatos.

El Cytauxzoon felis no es muy común, es transmitido a los gatos por las garrapatas, y su reservorio natural es el gato montés. La mayoría de los casos ocurren en los gatos que viven en las zonas rurales y boscosas. La depresión, la pérdida de apetito y la fiebre pueden ser observadas en los gatos con este tipo de infección. El Cytauxzoonosis suele ser mortal para los gatos domésticos, y la muerte se produce rápidamente.

Más común es la infección por Mycoplasma haemophilus. Este parásito de la sangre se pasa principalmente a los gatos a través de las picaduras de pulgas y garrapatas, pero también puede ser transmitida por mordeduras de gato y en el útero, siendo traspasado de las madres infectadas a los gatitos. Los glóbulos rojos son destruidos por las propias reacciones inmunológicas del gato a estos parásitos. El Haemophilus Mycoplasma también pueden trabajar en conjunto con el virus de la leucemia felina para estimular el cáncer de médula ósea.

Los gatos con este tipo de anemia infecciosa a menudo se encuentran débiles y pueden tener fiebre. Algunos gatos comen arena de la caja donde hacen sus necesidades en un intento de añadir minerales a su dieta. Si se deja sin tratamiento, hasta un 30 % de los gatos afectados pueden morir.

Síntomas de la anemia en los gatos

Los signos pueden ser eclipsados ​​por una enfermedad crónica. En general, los gatos con anemia no tienen apetito, pierden peso, duermen mucho, pueden tener fiebre y muestran una debilidad generalizada. Las membranas mucosas de las encías y la lengua son pálidas. En los gatos con anemia severa, el pulso y la frecuencia respiratoria son rápidos. Estos síntomas también ocurren con las enfermedades del corazón, por lo que estas dos condiciones pueden confundirse.

Diagnóstico de la anemia en los gatos

La anemia se diagnostica mediante un análisis de sangre que busca el recuento de glóbulos rojos, y también analizando el número y tipos de glóbulos rojos presentes en un frotis. Los parásitos de la sangre a menudo se detectan en un frotis pero, en algunos casos, pueden ser necesarias pruebas de reacción en cadena de la polimerasa especial (PCR). Una muestra de médula ósea también puede ser útil en la determinación de la causa de la anemia.

Tratamiento de la anemia en los gatos

La anemia nutricional sin complicaciones responde bien a la restitución de los nutrientes perdidos y redefiniendo la dieta del gato, haciéndola más completa nutricionalmente.

La anemia causada por trauma o accidente es tratada con una transfusión de sangre.

La anemia causada por la deficiencia de hierro debe alertarte sobre la posibilidad de la pérdida crónica de sangre de tu mascota. Un análisis de heces mostrará si hay huevos y parásitos o rastros de sangre en ellas. Consulta con tu veterinario para el tratamiento de los parásitos externos.

La anemia infecciosa se trata con antibióticos y, en casos severos, con transfusión de sangre.

Suscríbete gratis a los contenidos de este blog
Recibirás en tu correo electrónico, de forma semanal o quincenal, todas las novedades más destacadas que publiquemos en nuestro portal.

Date de baja cuando quieras - 100 % libre de spam - No compartiremos tus datos con nadie

2 Comments


  • […] infectados dentro de los tres años siguientes al diagnóstico. El virus comúnmente causa anemia o linfoma, pero debido a que suprime el sistema inmunitario, también puede predisponer a los gatos […]

    Responder

  • hola mi gato tuvo una herida en una manito, sangro por 2 dias, le desinfecte la manito y aun seguia corriendo sangre, hasta que lo lleve al veterinario con sintomas de maullos y muy triste, le suturaron la manito, pero nunca le hicieron transfusion de sangre,,,me pregunto en estos casos se puede hacer transfusion,,porque mi gatito al final fallecio..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *