5 órdenes para perros

5 órdenes para perros

El entrenamiento de un perro forma parte de la razón de ser de un dueño responsable. No sólo la capacidad de un perro para responder a las órdenes para perros más simples hace de él un animal doméstico más agradable con el que convivir, sino que el proceso de entrenamiento de un perro es una experiencia de unión natural entre una persona y su amigo canino.

Un perro bien educado debe conocer al menos cinco órdenes básicas: vamos, siéntate, abajo, quieto y ven.

Vamos

  • Con el perro con la correa puesta en la posición “sentado” a tu lado izquierdo, mantén la golosina o premio en la mano derecha.
  • Pronuncia el nombre del perro, seguido por “¡vamos!“.
  • Camina, con el pie izquierdo primero, manteniendo la golosina justo sobre la nariz del perro y dándole pequeños trocitos para incentivarle.
  • Mantén al perro con una correa corta.
  • Idealmente, tu perro debe medir sus pasos de manera que su hombro esté en línea con tu rodilla izquierda.
  • Recompénsale con golosinas más grandes cuando él haga esto.

Siéntate

  • Mantén la recompensa directamente sobre la cabeza del perro.
  • Cuando los ojos del perro siguen la recompensa, la cabeza se inclina hacia atrás y las piernas traseras comenzarán a doblarse debajo de él para compensar la posición del cuerpo, haciendo que se siente de manera natural.
  • A medida que las patas traseras de tu perro comienzan a doblarse, di: “¡Siéntate!
  • Cuando el perro se sienta totalmente, dale la recompensa.

Una vez que el animal ha entendido la orden de sentarse, reduce y luego elimina la recompensa, alabando siempre al perro cuando se sienta obedientemente.

Quieto

  • Al principio de la enseñanza de esta orden, debes usar una correa corta para que el perro sea consciente de tu control.
  • Con el perro en la posición de “sentado”, di: “¡Quieto!“. Y con la palma de tu mano orientada hacia el perro para reforzar el comando “quieto”, da un pequeño paso alejándote del perro, manteniendo el contacto visual.
  • Después de una breve pausa, premia al perro con elogios y una golosina por permanecer en su posición.
  • No seas demasiado efusivo en las alabanza ni digas su nombre, ya que probablemente se romperá su estado de pausa para ir hacia ti.
  • Repite el ejercicio, aumentando gradualmente la duración de la pausa.
  • Si el perro rompe la pausa, haz que se siente y repita el ejercicio con una pausa más corta antes de darle su premio.
  • Una vez que el perro ha aprendido esto, usa una correa más larga y floja para mantener el control y poco a poco aléjate más del perro mientras permanece en la posición de “quieto”.

Abajo

  • Mientras tu perro está en la posición “sentado”, mantén una golosina cerca de su nariz y muévela hacia abajo.
  • A medida que la nariz sigue la recompensa, mueve tu mano hacia adelante, en dirección contraria a su cara.
  • A medida que comienza a bajar su cuerpo, da la orden: “¡Abajo!“.
  • Mueva la mano más abajo y hacia adelante hasta que el perro está totalmente acostado.
  • Inmediatamente elogiarlo con: “¡Bien, abajo!
  • Dale la recompensa.

Ven

  • El perro debe saber cómo sentarse y quedarse quieto.
  • Aléjate, gírate para quedarte mirando hacia tu perro, llámale y, mientras haces un gesto con la palma de tu mano hacia adentro y caminas rápidamente hacia atrás, dile:”¡Ven!“.
  • Cuando el perro llegue a ti, ordénale sentarse y, a continuación, dale su recompensa.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *