5 juegos para jugar con tu cachorro

5 juegos para jugar con tu cachorro

Tener un nuevo cachorro es toda una experiencia; ellos se meten en todo y les encanta jugar. Fomentar el juego activo desde el principio ayudará a tu cachorro a adquirir habilidades de comportamiento cruciales, además de ser genial para fortalecer vuestra conexión. Echa un vistazo a estas formas divertidas de jugar con tu cachorro y mantenerle ocupado y activo.

1. Caminar

No hay nada mejor que un paseo casual por la ciudad. Para tu cachorro todo es nuevo y desconocido así déjale explorar y dale el tiempo suficiente para olisquear todo lo que quiera. Éste es un buen momento para empezar a trabajar ciertas órdenes como sentarse y quedarse quieto, por no hablar de las habilidades de socialización. Evita correr hasta que el cachorro sea mayor y sus articulaciones estén más fuertes. Haz caminatas de cinco minutos por cada mes de edad (por ejemplo, 10 minutos de paseo para un cachorro de dos meses de edad).

2. El escondite

Intenta que un amigo sujete a tu cachorro mientras te escondes. Llámale en voz alta y deja que te encuentre, y observa cómo menea la cola cuando lo hace. ¡Tu nuevo mejor amigo está aprendiendo rápido! Como ventaja añadida, puedes usar la palabra “ven”, para usar el juego como una herramienta de enseñanza de una nueva orden. También puedes ocultar juguetes o golosinas y ayudar al cachorro a encontrarlos.

3. ¡Búscalo!

¿A qué perro no le gusta este juego? Se trata del típico juego que consiste en tirar un objeto para que tu cachorro vaya a recogerlo y te lo traiga de vuelta. Usa juguetes blandos, no palos, ya que pueden lastimar la boca de los cachorros jóvenes. Puede que tengas que mostrarle cómo se hace al principio, pero no tardará en entenderlo. Ten en cuenta que los cachorros pueden cansarse rápidamente. Tomaros un descanso por cada diez minutos de juego.

4. ¡Al agua!

Las articulaciones de un cachorro son sensibles, por lo que un juego de agua con un bajo impacto sobre ellas evitará que tu perrito se lastime. Por ejemplo, puedes llevar a nadar a tu perro. No te preocupes si a tu perro no le gusta el agua, se necesita tiempo para adquirir el gusto por las cosas nuevas y forzar la cuestión podría dar lugar a ansiedad. Además, usa un chaleco salvavidas apropiado para perros para mantener a tu perro seguro y asegúrate de nadar en aguas tranquilas.

5. Pequeñas trampas

Los perros aprenden mejor cuando se les enseña temprano y con frecuencia. El tiempo de juego también puede ser un buen momento para aprender nuevos trucos y órdenes. Puede ser un gran ejercicio mental o físico para tu cachorro, por lo que debes limitar las sesiones a 10 minutos cada vez. Las órdenes como ¡siéntate! y ¡quieto! te ayudarán a preservar la seguridad de tu perro cuando las domines, y los trucos como rodar sobre sí mismo pueden aumentar la disciplina. Así que coge algunas golosinas y empieza ya.

No hay tiempo como el presente para conseguir que tu cachorro se mantenga activo y aumentar la vinculación con él durante el proceso. ¡A divertirse!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *